El Partido Comunista de China elevó formalmente al presidente Xi Jinping al estatus de leyenda al equipararlo con Mao Zedong y Deng Xiaoping e ingresar su nombre a la Constitución

La reunión del Congreso del Partido Comunista es toda una exhibición de poder donde Xi Jinping, actual presidente de China, fue electo para continuar al frente del partido durante otros cinco años más. Le han conferido el estatus de ‘leyenda viva’ al ser comparado con Mao Zedong, el libertador y revolucionario de la China del siglo XX. El héroe nacional más grande ahora tiene un sucesor en Xi.

Esta medida convierte a Xi en el líder chino más poderoso en décadas, con la ambición de reforzar el control de los partidos sobre la sociedad y convertir a su país en una superpotencia en el escenario mundial, con una filosofía política directamente opuesta a la de Occidente, según alerta The Washington Post.

El Congreso del Partido Comunista chino se celebra cada cinco años en el Gran Salón del Pueblo, a un costado de la Plaza de Tiananmen en Beijing

El Congreso del Partido Comunista chino se realiza cada cinco años y es el epicentro del poder.

Aunque Xi no tiene un libro rojo como Mao, sí tiene una actitud desafiante y una fórmula política agresiva para enfrentar al mundo, especialmente a Estados Unidos. Sus ideas ahora se convertirán en parte del aprendizaje obligatorio para los estudiantes chinos desde la primaria hasta la universidad.

El XIX Congreso del Partido marca el comienzo del segundo mandato de Xi como secretario general del partido. Y se confirma que será la persona más poderosa en China más allá de 2022

La enmienda de la constitución del partido confirma efectivamente la aspiración de Xi Jinping de ser el Mao Zedong del siglo XXI, lo que significa un alto líder sin restricciones en la tenencia o la edad de jubilación“, ha dicho Willy Wo-Lap Lam, un experto político en la China Universidad de Hong Kong, al Washington Post.

La inclusión del nombre de Xi en el documento del partido lo convierte en el tercer líder chino en ser honrado, con su ideología uniendo el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong y la teoría Deng Xiaoping como una “guía para la acción“. El Partido Comunista de China impuso un sistema de liderazgo colectivo después de la muerte de Mao.

Aunque el poder de Xi no es ilimitado, si hay una evidencia de que se ha instaurado en China una especie de ‘neoautoritarismo’

Xi fue elevado al rango de ‘leyenda viva’ al ser equiparado con Mao Zedong.

El pensamiento de Xi Jinping encarna varios principios importantes, según los expertos: principalmente que el partido controla todos los aspectos de la vida en China, incluida la economía, Internet, la política, la cultura y la religión. El partido debe ser más disciplinado y más receptivo a las necesidades de las personas, pero su liderazgo no debe cuestionarse.

El mensaje de Xi promueve una China nacionalista y asertiva con un ejército mucho más fuerte, un país que, según él, no amenazará al mundo, sino que defenderá resueltamente sus intereses. Algo que ya comenzó a generar preocupaciones en otras naciones que ven en el ascenso de China a la nueva superpotencia goblal.

Trump inmediatamente ha llamado a Xi, “para felicitarle por su extraordinario ascenso”, escribió el presidente de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.

  • Fotos: Reuters/ Lee Jin-man/Feng Li-Pool