La imagen de soldados copando el Capitolio y en rondines permanentes por la ciudad de Washington ilustran el momento que vive Estados Unidos en la víspera de la ceremonia de toma de posesión del nuevo Presidente.

Joe Biden asumirá como el presidente número 46 de Estados Unidos bajo un blindaje militar sin precedentes, tras el asalto al Capitolio por una turba azuzada por Donald Trump quien no asistirá a la ceremonia. La ciudad está bajo emergencia hasta el 21 de enero.

A las 12 del mediodía del 20 de enero, el demócrata Joe Biden, ganador de las elecciones presidenciales de 2020, será juramentado por el magistrado John G Roberts Jr., presidente de la Corte Suprema, como nuevo Presidente de Estados Unidos en una ceremonia con pocos invitados y bajo un estricto protocolo de seguridad.

Además del Ejército, el FBI y el Servicio Secreto han extremado las medidas de seguridad en torno a la toma de protesta de Biden, tras descubrir en días pasados que seguidores de Trump amenazan con crear nuevas revueltas armadas y violentas el 20 de enero para ‘impedir’ que Biden asuma como Presidente.

Con un cerco militar de 21 mil efectivos de la Guardia Nacional y varios perímetros con filtros de seguridad, Washington se ha convertido en una fortaleza para recibir a Joe Biden

Militares, agentes del FBI y del Servicio Secreto son los responsables del blindaje de la toma de protesta ante el anuncio de un nuevo asalto armado por seguidores de Trump.

Las autoridades han pedido a los ciudadanos de Washington D. C., la capital del país, que permanezcan en casa para seguir virtualmente la ceremonia, pues además del riesgo de disturbios está latente la escalada de contagios por la pandemia de Covid.

Se estima que Biden arribe a Washington a las 5 de la tarde para ingresar al anfiteatro que se construye en las escalinatas del Capitolio en cada toma de posesión, para salir temprano a la ceremonia de investidura.

En vísperas de entregar el poder, Trump alista al menos 100 indultos -que anunciará este martes- con el fin de evitar ser llevado a juicio, lo mismo que sus hijos, su círculo cercano de colaboradores y amigos involucrados en asuntos turbios, según adelantó la cadena de noticias CNN.

Ayer se dio a conocer que la veterana política y diplomática Roberta Jacobson, ex Embajadora en México, será la nueva responsable de atender la relación fronteriza con México como la nueva Coordinadora de la Frontera Suroeste en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC por sus siglas en inglés), según anunció el colombiano Juan Sebastián González, principal asesor presidencial de Biden para asuntos en Latinoamérica.

P