Los cortes de energía eléctrica en Venezuela agravan la crisis que vive el país bajo el régimen de Nicolás Maduro.

Durante 30 días los venezolanos vivirán en una nueva zozobra: la falta de energía eléctrica. El gobierno de Maduro ha ordenado racionar durante un mes el suministro, reducir la jornada laboral a mediodía y cerrar las escuelas. A la falta de energía se suma la falta de agua.

He aprobado un plan de 30 días para ir a un régimen de administración de carga, de equilibrio entre el proceso de generación, los procesos seguros de transmisión y los procesos de servicio y consumo en todo el país, poniendo énfasis en garantizar el servicio de agua”, manifestó Maduro en cadena nacional.

A la falta de energía eléctrica, que ha causado en el último mes al menos 7 apagones de gran consideración,  se suma en consecuencia la falta de agua

Las barricadas y las protestas volvieron a las calles de Caracas.

Inicialmente el gobierno de Maduro acusó a la oposición y a Estados Unidos de ‘ataques terroristas’ contra las instalaciones eléctricas del país para justificar los apagones. Ayer admitió que hay fallas en el sistema de distribución. Algo que no es nuevo, pues desde hace 10 años se han presentado fallas, aunque no de la gravedad actual.

Para conseguir consistencia en la prestación del servicio eléctrico, el gobierno bolivariano decide mantener suspendidas las actividades escolares y establece jornada laboral diaria hasta las dos de la tarde en instituciones públicas y privadas“, informó el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez.

Frente a este nuevo escenario, Juan Guadió, presidente encargado, convocó a una nueva asamblea para este martes, previo a la gran marcha del 6 de abril para ‘tomar’ Caracas, y echar a Maduro.

Nos vemos en las calles “Ponemos el pecho con ustedes y junto a ustedes. No podrán con nosotros“, tuiteó Guaidó.

Las manifestaciones de venezolanos en diversas regiones del país se avivaron el domingo ante el anuncio de Maduro, generando enfrentamientos con los grupos pro-chavistas que apoyan el régimen.  A Caracas volvieron las barricadas y el fuego en las calles.

¿Por qué voy a protestar? Porque no tenemos agua, no tenemos luz, no tenemos medicina y no tenemos gas. ¿qué vamos a esperar? Hay que seguir protestando”, ha dicho la señora Xiomara, de 62 años, al portal de noticias Efecto Cocuyo.

Este testimonio bien podría resumir la crisis de un país que se apaga.

  • Fotos: Efecto Cocuyo