Después de poco más de un año de quedar suspendido el diálogo para buscar una salida a la crisis socio-política que vive Venezuela, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció que este viernes se reanudan las negociaciones entre Nicolás Maduro y la oposición.

Este 25 y 26 de Noviembre se reinician los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición venezolana”, tuiteó el Presidente Petro, primer mandatario de izquierda en Colombia que apoya activamente la negociación.

México fue la última sede del diálogo para buscar acuerdos, pero en octubre de 2021 se suspendió la mesa de negociaciones luego que Estados Unidos detuvo y envió a prisión al empresario colombiano Alex Saab, testaferro de Maduro, por lavado de dinero.

Fuentes consultadas por Bloomberg y a la AFP confirmaron que México volverá a ser la sede las negociaciones, que con esta edición ya alcanzarán 15 encuentros de diálogo entre el gobierno chavista y la oposición

Las protestas multitudinarias convocadas por la oposición contra Maduro, han menguado en los últimos años a causa de las restricciones por la pandemia y el debilitamiento de líderes como Juan Guaidó.

La oposición de Venezuela sigue sosteniendo que se deben garantizar elecciones presidenciales libres en 2024, y no repetir la reelección fraudulenta de Maduro -como ya ocurrió-, y liberar a los presos políticos; mientras que Maduro exige que Estados Unidos levante las sanciones económicas a Venezuela.

El anunció del presidente colombiano Gustavo Petro ha sorprendido, pero sobre todo genera una expectativa positiva para alcanzar un acuerdo entre las partes en conflicto que permita a Venezuela salir de la crisis socio-política en la está inmersa desde hace años.

Nicolás Maduro, lejos de estar debilitado, ha tomado otra vez un papel protagónico y estratégico gracias al petróleo; Estados Unidos ha reconocido lleva a cabo desde este año una ronda de negociaciones para obtener parte del crudo que antes compraba a Rusia antes del estallido de la guerra contra Ucrania.