La crisis humanitaria en Venezuela alcanza un nuevo escenario con la pandemia de Covid-19. Lo que ha hecho levantar la voz de organizaciones internacionales para pedir apoyo hacia el país sudamericano.

Venezuela sufre ahora escasez de agua y la organización Human Rigths Watch (HRW) ha lanzado la alerta a la ONU para que se para que se genere apoyo internacional al país que amenaza con desbordarse por la crisis del Covid-19 ya que la migración puede expandir los contagios.

Estamos ante una situación gravísima. La falta de agua en hospitales ya era un enorme problema para el colapsado sistema de salud venezolano antes de la pandemia. Ahora, los médicos no tienen agua para lavarse las manos, que es una de las medidas básicas para prevenir el contagio”, explicó en una videconferencia José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

En su informe anual, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró un récord de 1 mil 777 protestas por falta de agua en Venezuela durante el 2019; y en lo que va del año 2020 las protestas persisten.

Según las cifras del gobierno venezolano que encabeza Nicolás Maduro, en Venezuela existen sólo 1 mil 121 contagios y 10 muertos por Covid-19, cifra de la que desconfía por HRW  

El desabasto de agua en Venezuela supone un nuevo problema para enfrentar la pandemia de Covid-19 y aumenta el riesgo de contagios.

La vida de muchos venezolanos depende de que el secretario general de la ONU lidere una respuesta humanitaria urgente y a gran escala y de que las democracias preocupadas por Venezuela prioricen presionar a Nicolás Maduro, el principal responsable, para que permita el acceso de esta respuesta humanitaria”, demandó Vivanco.

El riesgo de que Venezuela se convierta en un potencial foco de contagio y que la contante migración de venezolanos expanda el Covid-19 es una realidad que debe tenerse en cuenta, alertó  Katheleen Page, profesora de la facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

La imposibilidad de Venezuela de hacer frente a la pandemia de la COVID-19 podría provocar que más personas intenten huir del país, lo que desbordaría aún más los sistemas de salud de los países vecinos, poniendo en peligro más ampliamente la salud en la región”, expuso Page en entrevista para la agencia EFE.

Entre noviembre y diciembre de 2019, un equipo de HRW y de los Centros de Johns Hopkins realizaron entrevistas telefónicas a profesionales de la salud en 14 hospitales públicos de Caracas y cinco estados (Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Lara y Zulia). Todos ellos, salvo uno, brindaban atención de alta complejidad. Entre marzo y mayo de 2020 continuo el seguimiento.

Las conclusiones fueron obvias: Venezuela no tiene las condiciones para enfrentar la crisis de Covid-19.

Ante lo terrible de las condiciones en Venezuela, HRW pide a la ONU que promueve una misión de ayuda humanitaria para que pueda tener acceso al Programa Mundial de Alimentos, insumos y asistencia médica. Y se pide a Estados Unidos que omita sanciones a quienes ayuden o provean de asistencia al país que está cercado por la flota naval norteamericana.

Actualmente la zona está bajo tensión con el arribo de un primer buque iraní, pues Venezuela ha hecho un pedido de combustible a Irán al que se añadirá el de alimentos y equipo médico para paliar la pandemia de Covid-19, según anunció a su vez en Twitter, Félix Plasencia, titular del Ministerio de Turismo y Comercio Exterior.

INFORME