La nueva modalidad para consumir nicotina y otras sustancias a través de vapeadores o cigarros electrónicos, ya está en la mira de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El vapeo en todas sus modalidades ha sido declarado como una actividad de alto riesgo por la Cofepris que ha emitido una ‘alerta sanitaria máxima’ contra el uso de cigarrillos electrónicos y vapeadores, su distribución y venta que ya están prohibidos.

Ningún vapeador o calentador de tabaco cuanta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como producto de riesgo reducido o alternativo”, expone la Cofepris en su comunicado, donde asegura que ya se realizan operativos, junto a autoridades locales, para el decomiso de estos productos.

En octubre de 2021 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró inconstitucional la prohibición de cigarrillos electrónicos y vapeadores; frente a esa resolución AMLO anticipó que presentaría una iniciativa para vetarlos

Consumidores que dejaron el cigarrillo tradicional protestan contra la nueva ley aprobada en abril de 2022.

La iniciativa que planteó AMLO fue aprobada como una minuta, en la Cámara de Diputados y el Senado, el pasado 27 de abril del año en curso, con los votos de mayoría de Morena y sus aliados el PVEM y PT.

No pueden obtener autorización por parte de la autoridad sanitaria para llevar a cabo la realización de actividades relacionadas con la producción, fabricación o importación de instrumentos electrónicos para el consumo de nicotina, razón por la cual está prohibida su comercialización nacional”, dice la parte sustantiva de la minuta aprobada.

La Cofepris informó que la colaboración con la Secretaría de Gobierno es para diseñar una estrategia de prevención de riesgos y fortalecimiento de control sanitario sobre estos productos.

Los cigarros electrónicos y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo su eficacia no ha sido comprobada.

En cambio, sus derivados de compuestos cancirógenos, sustencias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen”, alertó la Cofepris en su comunicado.

Uno de los riesgos principales del vapeo es que se ha encontrado acetato de vitamina E, una sustancia tóxica de alto riesgo que puede provocar desde enfermedades respiratorias agudas y hasta la muerte, según han concluido las autoridades sanitarias mexicanas.

Un estudio realizado y compartido a la autoridad sanitaria por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo como cigarros electrónicos”, enfatizó la Cofepris.

  • Fotos: Shutterstock/Especial