Luego de aterrorizar al mundo a principios de semana diciendo que era posible que no existiese solución o cura frente a la actual pandemia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director genera de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha salido a recular.

La OMS anuncia que existen al menos seis vacunas anti-Covid-19 muy avanzadas, lo que representa una esperanza para poner fin a la crisis sanitaria que ha destruido la economía y a muchas personas en el mundo.

Es esperanzador (…) (aunque) el nacionalismo de vacunas no es bueno. Esto no va a ayudarnos (…) Debería haber un consenso mundial para que cualquier vacuna sea un bien público común.

Una reactivación más rápida es una reactivación conjunta, porque vivimos en un mundo globalizado. Las economías están íntimamente relacionadas. No puede haber algunos países seguros que se recuperan. Todos deben recuperarse juntos”, ha dicho Adhanom, desde un foro de seguridad en Aspen, Estados Unidos, según reporta la agencia EFE.

Aunque el titular de la OMS se ha sumado también a otros expertos que aseguran que aún es muy tempano para cantar victoria, pues antes deben comprobarse los resultados de las pruebas en humanos y su efectividad.

Tres de las vacunas con más avances se han desarrollado en China, mientras que las otras tres están siendo desarrolladas por las farmacéuticas Pfizer (Estados Unidos), Moderna (Estados Unidos) y AstraZeneca (Reino Unido)

El director general de la OMS, Tedros Adhanom, sigue llevando una polémica gestión ante la pandemia. En una semana ha cambiado de parecer sobre la solución.

Actualmente en el mundo se están probando al menos 26 vacunas, todo en diferentes fases, de la cuales seis son las más esperanzadoras; en diversos laboratorios se trabaja en más de 120 vacunas desde que se decretó la pandemia.

Se pasará a la producción de la vacuna y se procederá a la inmunización de la población, pero hay que ser cautos y ver posibles efectos adversos antes de vacunar a miles de personas”, expuso Mike Ryan, director de Urgencias Sanitarias de la OMS.

La búsqueda de la cura al Covid-19 ha desatado una lucha entre varias potencias como China, Estados Unidos, Rusia, que desean erigirse como ‘salvadoras’ del mundo. En contraste algunas farmacéuticas han perfilado que de lograr la vacuna, esta será entregada al mundo a un precio de producción: apenas 2.95 dólares (unos 66 pesos mexicanos).

Nuestro objetivo es suministrar la vacuna a todo el mundo, tenemos un objetivo que es también hacerlo sin beneficio, o sea que entregaremos la vacuna a precio de costo en todo el mundo. A precio de costo será a cerca de 2.5 euros”, ha dicho esta semana Pascal Soriot , director general de la farmacéutica AstraZeneca, en una entrevista a la cadenia de noticias RTL

Ayer Donald Trump, presidente de Estados Unidos alardeó que la vacuna -que fabrica Moderna con auspicio de su gobierno, y que se estima en comercializar a un precio de hasta 37 dólares la dosis- estará lista antes de las elecciones del 3 de noviembre, fecha en la pretende reelegirse.

ZONA UG