El llamado de Ucrania para que los crímenes de guerra de Rusia sean juzgados en un tribunal especial ha encontrado eco en la Unión Europea. Aunque el camino podría ser largo pues deben modificarse muchas leyes en los 27 países miembros.

A la creación de un tribunal especial también se perfila la confiscación de dinero de los oligarcas rusos en los bancos europeos por hasta 319 mil millones de euros -dinero que actualmente está ‘congelado’-.

La invasión rusa ha dejado muerte, devastación e indescriptible sufrimiento. Se estima que más de 20 mil civiles y 100 mil militares ucranianos han muerto o resultado heridos. Rusia debe pagar por sus horribles crímenes. Por eso, mientras apoyamos el trabajo de la Corte de Justicia Internacional, proponemos la creación de un tribunal especial, respaldado por Naciones Unidas, para investigar y perseguir la agresión rusa. Estamos listos para trabajar con la Comunidad Internacional para lograrlo (…)

Rusia debe pagar también por la devastación económica. El daño a Ucrania se estima en 600 mil millones de euros. Rusia y sus oligarcas deben compensar y cubrir el coste de la reconstrucción y tenemos los medios para hacérselo pagar. Hemos bloqueado 300 mil  millones de sus reservas y congelado 19 mil millones del dinero de los oligarcas. A corto plazo podemos crear una estructura para gestionar esos fondos e invertir y usar los beneficios par Ucrania. Y cuando se levanten las sanciones deberían usarse para pagar las compensaciones. Trabajaremos para hacerlo posible y juntos podemos encontrar vías legales. Los crímenes no quedarán impunes”, anticipó Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en un vídeo.

La invasión de Rusia a Ucrania ha dejado en el noveno mes de guerra un saldo preliminar de 200 mil muertos -100 mil en cada bando- y unos 20 mil civiles ucranianos, según un reporte de inteligencia del Pentágono

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dijo que además de la creación del tribunal especial se buscará confiscar dinero a los oligarcas rusos.

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, solicitó a la Unión Europea el apoyo para la creación del tribunal especial esta semana. Y ya encontró respuesta. Aunque aún falta que los 27 países miembros se pongan todos de acuerdo, modifiquen leyes y ejerciten las acciones penales contra Rusia, país que desconoce la autoridad de todos los tribunales internacionales.

Ucrania acusa que Rusia acumula más 46 mil crímenes de guerra como: ejecuciones sumarias, tortura, violencia sexual, deportaciones forzosas o bombardeos de áreas urbanas, incluyendo colegios, hospitales o viviendas.

El último caso, antes de liberar la ciudad de Jersón, ocurrió luego de la retirada de las tropas rusas de la región de Járkov, tras una exitosa contraofensiva del Ejército de Ucrania, que dejó al descubierto nuevos crímenes de guerra en la ciudad de Izium, donde se descubrieron además cámaras de tortura.  

Rusia también acusó este mes a Ucrania de cometer crímenes de guerra al ejecutar a 10 soldados rusos que se habían rendido, luego que uno de ellos comenzó a disparar a las tropas ucranianas.