La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) despidió a la catedrática Martha Rodríguez Ortiz, asesora de tesis de la ministra Yasmín Esquivel, quien plagió a otro estudiante para licenciarse como abogada. Integrantes de la comunidad universitaria exigen a la UNAM retirarle el título a la ministra plagiaria.

La abogada y profesora Martha Rodríguez Ortiz fue suspendida inicialmente el lunes y ayer le notificaron el despido. Mientras, la ministra plagiaria asegura que no renunciará al cargo porque no tiene ‘nada de que avergonzarse’.

Luego que la propia UNAM comprobó el plagio de tesis, se declaró incompetente para cancelar el título profesional a la ministra Yasmín Esquivel, integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) -institución que intentó presidir, pero al descubrirse el plagio fue rechazada por sus compañeros-, y ahora la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha dicho lo mismo, que no le compete.

La profesora Martha Rodríguez Ortiz quien ha recibido más de 100 reconocimientos a su labor, siendo el último -en 2022- el Sor Juan Inés de la Cruz, entregado de manos del Rector de la UNAM a las mujeres más destacadas, y de 1983 a 2019 asesoró más de 500 tesis y fue fundadora de la Facultad de Estudios Superiores (FES), ahora ha sido defenestrada mientras la Ministra Esquivel sigue sin que nadie la moleste.

“(Se le rescinde el contrato por) causas graves de responsabilidad, así como en faltas de probidad y honradez en el desempeño de sus labores como académica y directora de tesis profesionales (…)

La profesora cometió conductas contrarias a los propósitos y fines que persigue esta casa de estudios, y considerando la confesión expresa de la directora de tesis de haber compartido y proporcionado el proyecto de tesis de un alumno a otro”, expuso la UNAM en un comunicado.

La UNAM determinó en dos ocasiones que la ministra Yasmín Esquivel plagió la tesis de un compañero, pero lejos de retirarle el título tomó a la profesora Martha Rodríguez como ‘chivo expiatorio’ para tratar de paliar la crisis de credibilidad

La profesora Martha Rodríguez Ortiz, fue usada por la UNAM como ‘chivo expiatorio’ en el escándalo de plagio de la ministra Yasmín Esquivel, a quien nadie se atreve a invalidarle el título pese a que robó la tesis de un compañero para licenciarse.

La profesora Martha Rodríguez Ortiz, en entrevista con Joaquín López Dóriga en su programa de Radio Fórmula, denunció que el pasado lunes le notificaron que estaba suspendida. Y ayer se enteró que fue despedida, por lo que peleará la resolución con un amparo.

Ya me suspendieron, y voy obviamente a pelear contra mi UNAM, porque en realidad la UNAM no es mala, quienes son malos son los directivos”, expresó Rodríguez.

La profesora aceptó que compartió una tesis entre alumnos porque hace 35 años no se tenían herramientas como ahora y era común que se mostraran tesis para que los alumnos aprendieran cómo elaborarlas. Sólo que ministra Yasmín Esquivel plagió la tesis de su compañero Édgar Ulises Báez Gutiérrez, quien se título un año antes que Esquivel.

Sería una injusticia destruir la carrera académica y profesional de una persona, que ha dado la vida por la Universidad, sólo por un tema político”, resumió la profesora Rodríguez,

En tanto, la Institución Nacional Para la Celebración del Día del Abogado decidió retirar el reconocimiento que entregó en 2015 a Yasmín Esquivel Mossa, para luego llamar a la UNAM a que invalide el título de abogada a la ministra de la SCJN, por haberse demostrado el plagio.

El plagio fue documentado por el investigador y periodista Guillermo Sheridan, quien publicó las evidencias en el portal Latinus, lo que le valió denostaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien apoyaba la candidatura de la Ministra Esquivel -esposa de su contratista favorito José María Riobóo- para presidir la SCJN.

Ayer un grupo de 33 estudiantes, exalumnos y profesores de la UNAM se pronunciaron porque la UNAM retire el título a la ministra plagiaria.

No hacerlo pone en riesgo la credibilidad de todos los títulos emitidos por nuestra Alma Mater, que podría ser objeto de dudas y especulación (…)  Una de las funciones de la UNAM es la difusión de la cultura. Por ello, al no hacerse cargo de la situación que le compete ante estos hechos, debemos preguntarnos si lo que se quiere difundir es la cultura de la ilegalidad”, es parte de lo que señala el documento replicado por diversos medios de comunicación.