Después del asalto al Capitolio por sus seguidores enardecidos con sus mensajes de odio, Donal Trump salió ayer para mostrarse ‘indignado’ ante los hechos. Y en un acto desesperado por evitar futuras represalias ha ofrecido a Joe Biden una transición de poder pacífica.

A través de un video, Trump envió ayer un mensaje a la nación para reconocer a Joe Biden como el nuevo Presidente de Estados Unidos, asegurando que habrá una transición ‘suave’. Las renuncias de funcionarios de gobierno se suceden como protesta.

Estoy indignado por la violencia, la anarquía y el caos. Inmediatamente desplegué a la Guardia Nacional y a las fuerzas del orden federal para asegurar el edificio y expulsar a los intrusos. Estados Unidos es y debe ser siempre una nación de ley y orden. Los manifestantes que se infiltraron en la capital han profanado la democracia estadounidense (…)

Mi enfoque ahora es centrarme en garantizar una transición de poder sin problemas y ordenada. Este momento exige sanación y reconciliación, 2020 ha sido un momento desafiante para nuestra gente”, expresó Trump a través de un mensaje de menos de tres minutos en video que se transmitió en televisión y Twitter.

The New Yok Times reveló este jueves que Trump ha estado hablando con varios colaboradores para otorgarse un autoperdón antes de abandonar la Casa Blanca, el próximo 20 de enero, a fin de evitar ir a juicio por las presiones electorales e incitar el asalto al Capitolio. Algo que sería inédito en la historia de este país.

En contraparte, el nuevo presidente Joe Biden, quien fue certificado como ganador de la elección presidencial, por 306 votos a favor frente a 232 en contra, calificó a la turbamulta que asaltó el Capitolio -causando destrozos, caos y un saldo rojo de cinco muertos -entre ellos un policía que ayer falleció por las heridas-, 14 policías heridos y 52 detenidos- como “terroristas domésticos”.

No fue desorden. No fue una protesta. No les llamemos manifestantes. Eran una turba de alborotadores, insurgentes, terroristas domésticos”, dijo ayer Biden en una intervención desde Wilmington, Delaware, su ciudad natal, tras acusar a Trump de intentar “un asalto total desde el principio” contra las instituciones democráticas y causar uno de los “días más oscuros” en la historia del país, según registra la agencia EFE.

La congresista demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, ha calificado el asalto al Capitolio como un “intento de golpe (de Estado)” llamando a la destitución inmediata de Trump

Q-Shaman, un hombre fracasado en su vida real, fanático de Trump y tristemente célebre por el asalto al Capitolio, es una muestra del Estados Unidos bruto, el que ha intentado sin éxito un ‘golpe de Estado’ contra la democracia .

El Presidente (Trump) incitó a una insurrección armada contra Estados Unidos, aseguró Pelosi, tras anunciar que Trump aún puede ser objeto de un juicio político o impeachment.

Me uno al líder demócrata del Senado en pedir al vicepresidente (Mike Pence) que destituya a este Presidente invocando inmediatamente la Enmienda 25. Si el Vicepresidente y el Gabinete no actúan, el Congreso puede estar preparado para seguir adelante con el juicio político, expuso Pelosi en conferencia de prensa.

Trump ya enfrentó en diciembre de 2019 un impeachmet en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, acusado por abuso de poder y obstrucción del Congreso luego de descubrirse que presionó al gobierno de Ucrania para que investigará a Joe Hunter, hijo de Joe Biden, por presuntos actos de corrupción. Al final, libró la destitución porque el Senado, de mayoría republicana, decidió votar en contra de los cargos contra Trump en febrero de 2020.

Ante el caos generado por el asalto al Capitolio, Elaine Chao, secretaria de Transporte, renunció a seguir siendo parte del Gabinete de Trump, indignada por los sucesos violentos en Washington; con ella han dimitido en protesta, hasta ayer, nueve funcionarios más.

Otros funcionarios que han dimitido en protesta por el asalto al Capitolio son Eric Dreiband, asistente del Fiscal General, John Costello, subsecretario adjunto de Comercio para Inteligencia y Seguridad, Matt Pottinger, viceconsejero de Seguridad Nacional, Mick Mulvaney, enviado especial a Irlanda del Norte, Rickie Niceta, secretaria social de la Casa Blanca.

Además de Ryan Tully, asistente adjunto del presidente para Asuntos de Europa y Rusia y Seguridad Nacional, Sarah Matthews, viceportavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, secretaria de prensa y jefa de gabinete de la primera dama, Melania Trump, Tyler Goodspeed, presidente interino del Consejo de Asesores Económicos.

Frente a la petición de destitución de Trump, el vicepresidente Mike Pence no se ha pronunciado aún para aplicar la Enmienda 25 – que se invoca cuando el Presidente es incapaz de continuar con sus responsabilidades por una enfermedad física o mental- para destituir de facto al actual Presidente de Estados Unidos, principal instigador de la jornada de caos que ayer hundió en el descrédito internacional a la potencia más poderosa del mundo, luego que Trump intentó resolver como dictador de una ‘república bananera’ los resultados electorales que lo exhiben como perdedor frente al demócrata Joe Biden.

Además de la imagen del Capitolio en llamas, la turba escalando muros, los destrozos, disparos, el caos en pleno y escenas de personajes variopintos que reflejan al Estados Unidos bruto, quedará para la historia la imagen de Trump encarnado como ‘Joe Rambo’, el personaje de ficción hollywodense, ondeando en una bandera, a la par de las banderas confederada y de Gadsen.

Predial 2021