Donald Trump ha provocado nuevamente una tensión mundial al anunciar la eventual salida de Estados Unidos del Tratado de Reducción de Armas de Medio y  Corto Alcance (INF por sus siglas en inglés), un eufemismo para las armas nucleares.

El anuncio de la retirada norteamericana del INF para continuar produciendo, sin restricciones, armas nucleares de largo alcance, puso en alerta a Rusia, país que advirtió que si Trump sale del tratado está dando un “paso peligroso”. La Guerra Fría parece estar de regreso.

Rusia ha violado este acuerdo durante mucho tiempo. No entiendo por qué el presidente Obama no lo negoció ni se retiró“, anunció Trump el sábado por la tarde durante un mitin en Nevada.

El INF fue firmado por ambas potencias en 1987 luego de décadas de tensiones por la producción de misiles nucleares en ambos países; hoy Estados Unidos y Rusia concentran el 90 % del armamento nuclear en el mundo

Al acabar la Guerra Fría, en 1987, Estados Unidos y Rusia acordaron no producir más armas nucleares de largo alcance.

Moscú observa con preocupación lo que califica de nuevos intentos de EEUU de lograr mediante el chantaje que Rusia haga concesiones en materia de seguridad estratégica internacional“, respondió el viceministro de Exteriores ruso, Serguei Riabkov, de acuerdo a la agencia Tass.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional estadounidense, llegó ayer a Moscú –según informan diversas agencias internacionales-, donde sostendrá una reunión con Vladimir Putin, presidente de Rusia, y altos mandos del gobierno ruso.

Le pedimos a Estados Unidos que considere las posibles consecuencias“, expresó en un comunicado oficial el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas tras considerar como “lamentable” el anuncio de Trump, reporta la DW.

Bajo ninguna circunstancia debemos abandonar los viejos acuerdos de desarme. ¿Acaso en Washington no entienden a dónde puede llevar esto?”, ha declarado el ex presidente ruso Mijail Gorbachov a la agencia rusa Interfax.

  • Fotos: Especial
Avanzando