En un giro inesperado, Donald Trump sacudió ayer a Venezuela con sus declaraciones al portal Axios, donde habla de acercarse a Nicolás Maduro.

Trump desestimó ayer el apoyo otorgado al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 60 países. Y añadió que considera reunirse con el dictador Nicolás Maduro para dialogar sobre la crisis en Venezuela.

Podría pensarlo (…) A Maduro le gustaría reunirse. Y nunca me opongo a las reuniones. Siempre digo que se pierde muy poco con las reuniones. Pero hasta ahora las he rechazado”, declaró Trump al portal Axios.

Apenas en abril pasado Estados Unidos desplegó su flora naval para cercar a Venezuela luego de acusar a Nicolás Maduro y parte de su Gabinete de narcos. Incluso la DEA aún ofrece 15 millones de dólares a quien ‘ofrezca información’ que lleve a la captura de Maduro.

En repetidas ocasiones Trump ha señado además la intención de invadir militarmente Venezuela, algo que corroboró en un explosivo libro de memorias el ex asesor John Bolton, ahora perseguido por revelar secretos de la Casa Blanca y el Presidente

Trump toma una sorpresiva distancia del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Yo no estaba necesariamente a favor (de reconocer a Guaidó), pero había gente que sí y gente que no lo estaba, y a mí me pareció OK. No me pareció que fuera muy importante”, fue como Trump resumió sobre el nombramiento y el apoyo que ha otorgado su gobierno a Juan Guaidó, líder opositor presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente encargado por más de 60 países encabezados por Estados Unidos.

El duro golpe contra la oposición venezolana lo viene a rematar un nuevo posicionamiento del Reino Unido, ya que a partir de este lunes un tribunal comercial de Londres ha iniciado una controversia judicial para ver a quién se reconoce como presidente legítimo de Venezuela, si a Maduro o Guaidó, para la devolución de 1 mil millones de dólares en oro depositados en el Banco de Inglaterra. Dinero que reclama Maduro.

Las declaraciones de Trump cobran relevancia además frente al envío de ayuda humanitaria, con un barco con alimentos, provenientes de Irán, país amigo de Venezuela  que ya ha entregado gasolina y otros insumos para ayudar a la crisis humanitaria desafiando las sanciones de Estados Unidos.

INFORME