Autoritario como siempre, Donald Trump anunció ayer que México enfrentará una carga extra en impuestos ‘por no hacer nada’ ante la inmigración de centroamericanos.

Trump justificó que este gravamen a todos los productos mexicanos que se exporten a Estados Unidos subirá gradualmente hasta un 25 % -como en el caso de los productos chinos- si México no mejora el control de los inmigrantes.

El primer golpe económico para México, con la carga extra del 5 % en aranceles a todos sus productos, será a partir del próximo 10 de junio. El anuncio ha sacudido los mercados provocando una caída del peso y miedo en las empresas mexicanas exportadoras.

Si la inmigración ilegal se alivia a través de medidas adoptadas por México, algo que determinaremos a nuestra discreción y criterio, los aranceles se quitarán. Si la crisis persiste, sin embargo, subirán al 10% a partir del 1 de julio“, anunció Trump.

Si Estados Unidos considera que no hay resultados los aranceles subirán a un 15% a partir del 1 de agosto, un 20% en septiembre y hasta un 25% a partir de octubre

El reclamo a la política migratoria no es algo nuevo, pues Trump fue especialmente duro con el ex presidente Enrique Peña Nieto; y ha endurecido aún más el trato con AMLO a quien amenazó recientemente con cerrar la frontera ante el trato preferencial del presidente mexicano a los migrantes centroamericanos.

Ante las amenazas y reclamos de Trump, AMLO tuvo que recular en su política migratoria de ‘brazos abiertos’ con los migrantes centroamericanos -a los que inicialmente ofreció visas, empleo y seguridad social-, para comenzar con deportaciones masivas desde el mes pasado, pues las caravanas centroamericanas de migrantes se incrementaron tras el primer anuncio del presidente mexicano.

La cooperación pasiva de México para permitir esta incursión masiva (de migración ilegal) constituye una emergencia y una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y la economía de los Estados Unidos (…)

Si México decide no cooperar para reducir la migración ilegal, la imposición sostenida de aranceles producirá un retorno masivo de empleos a las ciudades y pueblos estadounidenses“, expuso Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca.

 

AMLO escribe carta pública pidiendo diálogo

Ante el anuncio de Trump, el presidente Andrés Manuel López Obrador emitió una carta pública en respuesta.

Estoy enterado de su última postura con relación a México. De antemano, le expreso que no quiero la confrontación. Los pueblos y las naciones que representamos merecen que, ante cualquier conflicto en nuestras relaciones, por graves que sean, se recurra al diálogo y actuemos con prudencia y responsabilidad”, expone en su misiva de AMLO.

Con referencias a Benito Juárez y su relación con Abraham Lincoln, a Cárdenas y Roosevelt durante la expropiación petrolera en México,  las libertades y el entendimiento entre ambas naciones, el Presidente de México se extiende en el tema migratorio como un fenómeno que ocurre por necesidad y no por gusto.

AMLO reitera a Trump que ofreció por una política migratoria de cooperación con Estados Unidos para impulsar el desarrollo y apoyar a los países centroamericanos para crear empleos “y resolver de fondo este penoso asunto

Usted sabe también que nosotros estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad de evitar, en la medida de lo posible y sin violentar los derechos humanos, el paso por nuestro país (…) Presidente Trump: los problemas sociales no se resuelven con impuesto o medidas coercitivas (…)

De manera específica, ciudadano Presidente: le propongo profundizar en el diálogo, buscar alternativas de fondo al problema migratorio y, por favor, recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato sino que actúo por principios: creo en la política que, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación y la guerra”, se extiende el Presidente de México en su misiva.

AMLO anunció que a partir de este viernes una comitiva de funcionarios federales, encabezados por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, acudirà a Washington para solicitar audiencia y tratar de resolver el tema.

Finalmente, en una línea enfatizada, AMLO le expresa a Trump: “¡Nada por la fuerza, todo por la razón y el Derecho!”.