La petición del presidente mexicano Enrique Peña Nieto al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para pedirle que no vuelva a mencionar que México pagará el muro, hizo ‘estallar’ las negociaciones para un encuentro programado esta semana.

En un acto de congruencia y dignidad política el presidente Enrique Peña Nieto canceló su viaje a Washington para reunirse con su homólogo Donald Trump.

Una conservación previa de 50 minutos el pasado martes fue el detonante para evitar nuevas humillaciones del presidente norteamericano

Según reveló el diario The Washington Post, Trump ‘perdió los estribos’ tras la petición de Peña Nieto para que reconociera públicamente que México no pagará ningún muro. La llamada telefónica Peña Nieto-Trump tuvo una duración de casi una hora.

El razonamiento más pragmático lo ha dado una ex funcionaria mexicana que se dedica al análisis de asuntos exteriores.

No ha habido una sola reunión (con Trump) en la que Peña Nieto haya obtenido algún tipo de beneficio, ya sea personal o para el país.“, dijo Brenda Estefan, ex agregada de Seguridad en la Embajada de México en Washington al Post “Es absurdo seguir pidiendo una reunión para que puedan ser pisoteados“.

Desde su campaña presidencial Trump ha insistido una y otra vez en que México pagará por un gran muro. Y ya como presidente no ha dejado de repetir la misma cantaleta.

  • Ilustración: Especial