Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha roto el acuerdo con Irán con el cual el país islámico renunciaba a la producción de armas nucleares, al menos en 10 años.

Trump ha comenzado a ‘calentar’ otra vez el Medio Oriente con la ruptura de relaciones con Irán, al acusar al régimen de Teherán de apoyar a grupos terroristas como Al Qaeda o los talibanes. Una mentira, pues Irán está en pie de guerra contra estos grupos radicales.

No permitiremos que se amenace con la destrucción de ciudades de Estados Unidos (…) Si el régimen continúa con su aspiración nuclear, tendrá mayores problemas de los que jamás ha tenido”, es parte de la retórica apocalíptica de Trump al romper el acuerdo, según registran diversos medios internacionales.

Expertos en geopolítica ven en la retórica de Trump un mensaje similar al utilizado en su momento por Bush para invadir Irak y provocar una larga guerra sin sentido

El presidente iraní Hassan Rohuani advierte que continuarán el programa nuclear, ya sin límite alguno, de aplicarse las nuevas sanciones con que amenaza Trump.

Para redondear la agresión contra el país islámico que tiene una amplía influencia y poder en la zona de Medio Oriente -compitiendo con Arabía Saudita, aliado de Estados Unidos-, Trump anunció que promoverá nuevas sanciones económicas contra Irán.

Entre las exigencias que Trump hizo a Irán para seguir con el pacto de no agresión está la desaparición de su programa nuclear –que no es militar-, eliminar el programa de fabricación de misiles y evitar el apoyo a grupos militares en Siria, Líbano, Irak y Siria. Lo cual se antoja imposible y es más un pretexto para provocar un conflicto que puede derivar en guerra.

La decisión de Trump ha encendido ‘focos rojos’. Emmanuel Macron, presidente de Francia, lamentó en Twitter el hecho, alertando que el programa internacional de armas nucleares está en juego ahora.

Los líderes de Francia, Alemania y Reino Unido lamentan y les preocupa la decisión del presidente Trump de retirar a Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA por sus siglas en inglés)”, señalaron en un comunicado desde la Unión Europea los líderes de estas naciones.

Rusia, China, Alemania y Reino Unido, participes en el acuerdo que Trump ha roto sin consultarles, han anunciado que permanecerán apoyando el pacto con Irán instaurado por el gobierno de Barak Obama.

La realidad es clara. El JCPOA  (Joint Comprehensive Plan of Action) funciona: esa es una opinión compartida por nuestros aliados europeos, expertos independientes y el actual Secretario de Defensa de Estados Unidos. Está en el interés de Estados Unidos, ha hecho retroceder significativamente el programa nuclear de Irán”, expuso en su cuenta de Twitter el expresidente Obama, artífice del pacto, tras calificar como un error la acción de Trump.

Irán valora permanencia en pacto

Ante la embestida de Trump el régimen de Teherán anunció que se dará “pocas semanas” para valorar si permanece o se retira del llamado Plan Amplio de Acción Conjunta, pacto que fue firmando  en 2015 en Viena, Austria, en conjunto con las seis más grandes potencias mundiales.

En una conferencia transmitida por televisión a toda la nación iraní, luego del anuncio de Trump, el presidente Hassan Rouhani anunció que seguirán las negociaciones con las potencias que apoyan el plan amplio.

Si llegamos a la conclusión de que nuestros intereses siguen garantizados, respetaremos el acuerdo”, dijo Rohani, tras puntualizar que si no hay resultados favorables y regresan las sanciones económicas con las que amenaza Estados Unidos, continuarán de cualquier modo con el programa nuclear. Pero ahora “sin límites”.