Estados Unidos se ha colocado fuera de toda cooperación internacional para la solución al problema de la pandemia de Covid-19.

Donald Trump ha realizado nuevas amenazas a China por las consecuencias de la pandemia de Covid-19, al igual que contra la Organización Mundial de la Salud (OMS) a quien acusa de “no hacer nada”. China responde airada que Estados Unidos no hizo su parte.

“(La OMS) ha dado malos consejo y está del lado de China”, estalló Trump provocando reacciones inmediatas.

Este lunes el presidente de Estados Unidos envío una dura carta a la OMS donde se expone que el país podría dejar de ser miembro además de valorarse la nueva entrega de fondos -cada año entrega entre 400 a 500 millones de dólares-. Y fijó como ultimátum un plazo de 30 días para “ver resultados”.

Está claro que los repetidos errores de usted y su organización al responder a la pandemia han sido extremadamente costosos para el mundo. El único camino a seguir para la Organización Mundial de la Salud es si realmente puede demostrar independencia de China.

Mi administración ya ha comenzado conversaciones con usted sobre cómo reformar la organización. Pero la acción es necesaria rápidamente. No tenemos tiempo que perder”, dice la carta de Trump a Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS que circula en redes.

Los efectos de la devastación económica por la pandemia en Estados Unidos alcanza ya los 30 millones de desempleados y 90 mil muertos, y vive una crisis similar a la Gran Depresión de 1929 cuando el mundo se quebró

La vacuna contra el Covid-19 es también motivo del nuevo pleito entre Estados Unidos y China.

Derivado de las presiones de Trump, esta mañana durante la 73ª Asamblea Anual de la Salud se aprobó que el organismo sea evaluado a través de una auditoria para descartar cualquier irregularidad en la gestión de la crisis por el Covid-19.

La evaluación es el último punto de una resolución presentada por la Unión Europea, México, Australia, Japón, Rusia, India o Brasil, entre otros actores de la comunidad internacional, según reporta la agencia AFP.

Damos la bienvenida a cualquier iniciativa que fortalezca la seguridad sanitaria global y fortalezca la OMS, que como siempre está firmemente comprometida a la transparencia, la adopción de responsabilidades y la mejora continua”, declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS,

En contraparte el  portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, asegura que la carte de Trump sólo busca distraer la atención sobre la “incompetencia” de Estados Unidos para frenar la pandemia en su territorio.

“(Busca) engañar a la población, difamar los trabajos de China y desviar la culpa de la incompetencia de Estados Unidos. No lo logrará”, ha declarado hoy Lijian, según reporta Europa Press.

Ambos países mantienen, desde hacer dos años, una lucha abierta por el control del comercio mundial y la nueva red 5G. Y cada día la escalada de tensiones aumenta.

Otro actor internacional que se suma a las divergencias sobre el reparto de culpas que hace Trump, es el secretario general de la ONU, Antonio Gurerres, quien utilizó la diplomacia en la apertura de la 73ª Asamblea Anual de la OMS para matizar los reclamos.

Muchos países ignoraron las recomendaciones de la OMS. Como consecuencia de ello, el virus se ha propagado por todo el mundo y se dirige ahora hacia los países del sur, donde podría causar efectos todavía más devastadores“, dijo Guterres en velada alusión a Trump.

La vacuna contra el Covid-19, motivo de nuevo pleito

Otro apartado que ha enfrentado a Estados Unidos y China es la creación de la vacuna contra el Covid-19.

Trump anuncia que la vacuna para frenar la pandemia estará lista para finales del 2020 y disponible para el resto del mundo a partir de 2021.

Actualmente la empresa Moderna Inc. es la encargada de realizar las pruebas -que han logrado resultados ‘positivos provisionales’- en voluntarios.

El estudio es tutelado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID), con una inversión de 483 millones de dólares aportados por el gobierno de Trump.

Mientras que el presidente chino Xi Jinping ha ofrecido compartir con el mundo la vacuna y destinar 2 mil millones de dólares para el combate al Covid-19 en todo el orbe, además de someterse al escrutinio internacional para desterrar sospechas sobre el origen del Covid-19 y el manejo de la crisis, según expuso en un videomensaje durante la 73ª Asamblea Mundial de la Salud.

Estados Unidos ha emprendió una campaña contra China acusando que el Covid-19 fue creado en un laboratorio de Wuhan, y ahora acusa que ‘hackers’ chinos presuntamente estarían robando información sobre la vacuna en diversos países que trabajan para conseguir la cura.

Movilidad