En mitad de la peor crisis sanitaria y economía dentro de los últimos 88 años en México el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de salida a las obras del Tren Maya.

Con más de 10 mil muertos y casi 100 mil casos de contagio de Covid-19, y un país rozando la quiebra con una proyección de 8.1 % menos de crecimiento económico para este año, esta obra emblema del gobierno federal busca garantizar empleo para 1 millón de personas.

La pandemia del coronavirus ha llevado a una crisis económica, al desempleo en esta región y en el país. Por eso es muy oportuno iniciar esta obra, aquí en Lázaro Cárdenas, en este primer tramo, alrededor de 260 kilómetros de Izamal a Cancún“, dijo AMLO en un evento en donde apenas se congregaron 40 personas en las inmediaciones,

Aunque en diciembre se anunciaron las obras, ayer se materializó el arranque oficial con la participación del grupo ICA Ingenieros, compañía que llevará a cabo el primer tramo de 260 kilómetros.

El Tren Maya contempla 1 mil 500 kilómetros a lo largo de cinco estados y una inversión inicial de 6 mil millones de pesos; se estima las obras concluyan en 2022

AMLO da el banderazo de arranque de las obras de uno de sus proyectos emblema: el Tren Maya.

Con los trabajos de este año el Tren Maya dará empleo al menos a 80 mil personas, según estimó AMLO, y se prevé que a lo largo de la obra se generen 1 millón de empleos.

A la fecha la pandemia ha provocado la pérdida de más de medio millón de empleos y tanto el gobierno federal, como organismos privados, calculan que se perderán 1 millón de empleos por la crisis sanitaria; los mismos que ofrece el Tren Maya en tres años.

La cifra de empleos que va a generar la megaobra coincide con las estimaciones que ha hecho la ONU Habitat, que calcula 1.1 millones de empleos, aunque en un plazo de 10 años.

ONU-Habitat ha generado una base de datos con un total de 30 indicadores para 268 municipios de los estados de Campeche, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo, lo que permite conocer la situación previa a la construcción del tren y calcular su impacto en los años siguientes”, explicó la organización en un estudio presentado la semana pasada.

ONU-Habitat calcula que de aquí al año 2030 se crearán 715 mil  nuevos empleos en los 16 municipios con una estación de tren, 150 mil  empleos en la economía rural asociada al tren y 80 mil más con los trabajos de construcción de los cinco primeros tramos en 2020.

Avanzando