Tres fuertes temblores en China, California y las Islas Salomón sacuden la Tierra casi de forma simultánea. Se activa la alerta por alto riesgo de tsunami en el océano Pacífico

Un terremoto de magnitud 5,9 en la escala Richter azotó este jueves por la mañana a la región autónoma de Xinjiang, ubicada en el oeste de China, cerca de la frontera con Kazajistán. El temblor se registró cerca de la localidad de Shihezi, a una profundidad de 13,7 kilómetros. El año pasado Xinjiang fue escenario de un terremoto de magnitud 6,1 que dejó un balance de cuatro muertos y medio centenar de heridos. Esta zona del mundo se caracteriza por contar con una importante presencia de uigures, una etnia minoritaria que profesa la religión musulmana.

Horas antes, un terremoto de magnitud 6,5 en la escala de Richter sacudió las costas del norte de California, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). El temblor tuvo su epicentro a 165 kilómetros de la localidad de Eureka, con una profundidad de 10 kilómetros. De acuerdo con la prensa local, no ha provocado daños graves, aunque ha podido sentirse en San Francisco. “Ha sido uno grande”, escribió un usuario de Twitter.

Posteriormente, un terremoto de magnitud 7,7 en la escala de Richter convulsionó las Islas Salomón, lo que ha llevado al Centro de Alertas por Tsunami del Pacífico a emitir un aviso para toda la región. El seísmo se produjo a 63 kilómetros de la localidad de Kirakira y a 48 kilómetros de profundidad, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). “Es posible que en las próximas tres horas se produzca un peligroso tsunami a lo largo de las costas de las Islas Salomón, Nueva Caledonia, Papúa Nueva Guinea, Vanuatu, Tuvalu, Kosrae y Nauru”, comunicó el Centro de Alertas.

  • Gráfico: Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS)