Francia, modelo de libertades tras la Revolución Francesa, vive ahora bajo el terror de ataques de islamistas que están furiosos contra el gobierno de Emmanuel Macron.

Un yihadista acuchilló a tres personas dentro de la catedral de Notre Dame, en Niza. En Aviñón policías abatieron a otro terrorista con cuchillo en mano y en Lyon detuvieron a un musulmán, también con un cuchillo, antes de atacar en un tranvía. Francia está en alerta máxima.

No cederemos nada”, declaró el Presidente Macron tras el atentado que ha conmocionado al mundo occidental. Y anunció que el dispositivo militar de seguridad pasará de 3 mil a 7 mil soldados en el país, según reporta el diario La Vanguardia.

Apenas el pasado 16 de octubre un profesor fue degollado por un terrorista checheno yihadista, luego que mostrase en clase una caricatura de Mahoma para hablar a los escolares sobre los derechos y libertades. El asesinato derivo en marchas multitudinarias en varias ciudades para expresar repudio a los musulmanes extremistas.

En contra parte se desató una ola de furia contra Francia, y boicot a sus productos, por parte de países musulmanes y amenazas de Al Qaeda, además de un conflicto diplomático con Turquía -por una caricatura adicional del presidente Erdogan-.

En el atentado de Niza murieron dos mujeres -una de ellas degollada- y un hombre. El asesino, un inmigrante tunecino de 21 años, fue herido de bala al ser detenido y permanece bajo vigilancia en un hospital

Apenas el pasado 16 de octubre un profesor fue degollado por un extremista musulmán, desatando el repudio colectivo en Francia con protestas multitudinarias.

Al toque de queda, confinamiento y crisis económica en Francia se suman los nuevos ataques terroristas que ahora mantienen a la población bajo una tensión insoportable; lo que está avivando nuevamente el repudio contra inmigrantes, especialmente los que profesan el Islam.

Christian Estrosi, alcalde de Niza, ha salido a reprobar el nuevo atentado en la ciudad que ya sufrió un ataque terrorista en 2016, por otro yihadista que arrolló con un camión a personas provocando 86 muertes y más de 400 heridos.

Es islamofascismo”, espetó Estrosi.

Arabia Saudita “condenó enérgicamente” el ataque en Niza. Y llamó a repudiar el extremismo religioso y todo acto violento y conductas que fomenten el odio.

Condenamos con fuerza y denunciamos el ataque terrorista que causó muertos y heridos (…) en Niza, Francia. Reiteramos el rechazo categórico de Arabia Saudita a tales actos extremistas que son contrarios a todas las religiones, creencias y sentido común”, declaró el ministerio de Asuntos Exteriores saudí  a través de Twitter.

El repudio internacional se ha hecho escuchar en casada, desde el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, líderes de la Unión Europea, el Papa Francisco I y hasta el Congreso Judío Europeo.

“Deseo expresar mi cercanía a la comunidad católica de #Niza, que está de luto a causa del ataque que ha sembrado muerte en un lugar de oración y consuelo. Rezo por las víctimas, por sus familias y por el amado pueblo francés, para que pueda responder al mal con el bien”, tuiteó el Papa Francisco I.

  • Foto: AFP
  • Ilustración: Javier Muñoz