Stan Lee, la leyenda, ha muerto en Los Ángeles. Ahora forma parte de otro universo.

Creador de personajes fantásticos como Spider-Man, Los Vengadores, Iron Man, Los 4 Fantásticos, Daredevil, X-Men, Thor, ente tantos otros que conforman el llamado Universo Marvel, Lee siempre fue un hombre en expansión creativa. Murió a los 95 años de edad, según dio a conocer el portal TMZ.

Stanley Martin Lieber, nació en Manhattan, Nueva York, el 28 de diciembre de 1922 y casi en toda su etapa creativa estuvo acompañado por los dibujantes Steve Ditko y Jack Kirby; su talento catapultó a Marvel a nivel de gran compañía y al cómic a nivel de culto.

En su última visita a México, en la Conque Querétaro 2017, anunció que estaba creando para finales de ese año a un superhéroe latino; algo que ya no pudo concretar

El último tuit que se ha vuelto viral.

De todos sus personajes, Lee siempre amó más que a todos a Spider-Man. Y una de las cualidades más importantes de todos los personajes creados por su mente, es que lejos de ser una especie de dioses invencibles, pese a sus poderes encarnaron las dudas existenciales, las debilidades propias del ser humano, pues ya lo decía Peter Parker en su primera aparición: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Lee, quien en su juventud fue escritor de obituarios, confió hace cuatros años en una entrevista a la revista Playboy cuál desearía que fuese su obituario.

Mi lema es ‘Excélsior’, una palabra vieja que significa ‘arriba y adelante para una gloria mayor’. Está en el escudo del estado de Nueva York. Sigue moviéndote adelante, y si debes irte, te vas. Nada dura para siempre. Tengo 91 años. Si tengo que irme mientras hablo contigo, he tenido una vida lo suficientemente larga. Odiaría dejar a mi esposa y a mi hija, pero el cielo sabe que eso está más allá de mí. Y ni siquiera creo en el cielo”, respondió Mr. Marvel.

Esa palabra es justo la que se publicó como un último tuit que se ha vuelto viral tras la muerte del genio de los cómics anticipando su muerte.

1922-2018. Excelsíor!”,  apareció la frase de Lee, sobre un fondo negro, en el timeline de Twitter, el pasado lunes 12 de noviembre a las 2:22 de la tarde. Volviéndose inmediatamente viral.

  • Ilustración: Dont Not Belive The Lies