En un segundo intento, ya con el apoyo de los votos de senadores del PRI y PRD, Morena y sus aliados lograron la aprobación del dictamen para permitir la militarización de la seguridad pública en México hasta 2028.

La minuta, modificada por Morena con aportaciones de la mayoría de los senadores del PRI y PRD, será devuelta a la Cámara de Diputados para su aprobación y posterior devolución al Senado, donde tendrá que volver a votarse para ratificar la reforma constitucional que modifica el artículo 5 transitorio.

Tras una jornada de discusiones, insultos y acusaciones de compra de votos, los senadores votaron por mayoría a favor del dictamen. Morena obtuvo 87 votos -junto con sus aliados del PVEM, PT y algunos senadores del PRI y PRD-, frente a 40 de la oposición encabezada por el PAN -algunos senadores del PRI, los senadores de Movimiento Ciudadano y los senadores sin partido del llamado Grupo Plural-.

Grosso modo el dictamen considera que se aporten recursos en 2023 para fortalecer las policías municipales del país, además de crearse una comisión bicameral -Cámara de Diputados y Senado- para evaluar y dar seguimiento a las acciones del Ejército y la Marina en sus labores de seguridad pública.

Además de aprobarse la comparecencia de los integrantes del Gabinete de Seguridad para que comparezcan ante la comisión bicameral y rindan, al igual que los titulares de la Secretaría de la Defensa y de la Marina, informes semestrales con los resultados obtenidos. Algo que ya se había pactado este lunes entre Morena y varios senadores del PRI y PRD.

La estridencia en la discusión la propició la senadora exmorenista y hoy panista, Lilly Téllez, quien llamó ‘hienas’ y ‘perros’ a las senadoras y senadores de Morena; algunos de los cuales le respondieron de igual forma y hasta con manotazos

La senadora morenista Lucia Trasviña Waldenrath, encara a la senadora panista Lilly Téllez con quien se hizo de palabras durante el debate.

Sé que soy parte de una voz minoritaria en este recinto e incluso dentro de mi propia bancada. Pero pese a todo sigo creyendo que la razón, la consistencia y la congruencia son más potentes y más dignas que la concertación sin esencia e incluso el miedo al poder (…)

Voto en contra de este dictamen que va a perpetuar una simulación”, dijo durante su intervención en la tribuna la senadora priista Claudia Ruiz Massieu, quien votó en contra, para señalar a sus compañeros de partido que cedieron ante Morena.

En tanto, el senador perredista Miguel Ángel Mancera, al que investiga la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México por el desplome de la Línea 12 y por ser parte de un supuesto ‘cártel inmobiliario’ para apropiarse ilegalmente de inmuebles-, ayer cambió repentinamente de parecer y hasta reconoció el trabajo de militares y marinos. 

Yo no estoy hablando de militarización, ni siquiera estoy hablando de temas políticos que aquí se tocan constantemente, estoy hablando de dotar a las Fuerzas Armadas de un marco jurídico en su actuación, eso es lo que queremos que no haya (…) hagamos que se cumpla para que no se cometan los abusos”, dijo Mancera, coordinador parlamentario del PRD en el Senado, tras reconocer que el nuevo dictamen es ‘mejor’.

Al igual que la panista Lilly Tèllez, otro que provocó malestar con su intervención fue el también polémico senador morenista Félix Salgado Macedonio, quien sostuvo que la presencia del Ejército en las calles de México es para ‘garantizar’ que no ocurran crímenes de Estado, como el de José Francisco Ruiz Massieu, padre de la senadora Claudia Ruiz Massieu.

A él, lo sostengo, lo mandó matar Carlos Salinas de Gortari”, expuso el Senador Salgado, provocando la molestia de su homologa priista quien le pidió no meterse con su familia.

Estos ofrecimientos, que lo saben ustedes y algunos, porque lo han experimentado en carne propia, porque son verdaderamente indignos en llegar con un legislador, senador de la República, y tenerle que ofrecer dinero. De qué estamos hablando, el gobierno ofreciendo dinero a cambio de votos, y que nadie me diga que no es verdad, porque existe”, reclamó Julen Rementería, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Senado.

En contraparte el senador Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, llamó a denunciar públicamente a los senadores que recibieron dinero o amenazas de parte del gobierno federal para aprobar el dictamen.

Nos deslindamos totalmente de cualquier tipo de conductas que aquí, por el protagonismo estéril y perverso, pretenden atribuirle a nuestro movimiento. ¿Por qué no denuncian quienes han recibido amenazas?, tienen inmunidad procesal, son senadoras y senadores, ¿Por qué callarse? ¿Por qué no actuar con valentía ante la sociedad?”, espetó el Senador Monreal.