El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desconoció a Carlos Romero Deschamps como su secretario general.

 Sergio Carlos Morales Quintana se presentó este martes como nuevo líder del sindicato petrolero, tras entregar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) documentos de una convención extraordinaria, celebrada el 24 de julio, donde los sindicalizados desconocen a Romero Deschamps. La STPS anunció que está revisando si el acto fue legal.

Vengo a entregar la documentación, el resultado de la convención extraordinaria que se organizó el 24 de julio. Todo se está haciendo con el procedimiento de los estatutos“, aseguró Quintana ante el área jurídica de la STPS, según da a conocer La Jornada.

Carlos Romero Deschamps ha ocupado la secretaría general del STPRM desde hace 33 años; hoy pesan sobre él varias investigaciones por corrupción

Sergio Carlos Morales Quintana dice ser ahora el nuevo líder del STPRM.

Ante el anunció de la supuesta destitución, Luisa María Alcalde, titular de la STPS, dijo que está en análisis el caso pues debe revisarse si se cumplió con los requisitos legales para dar validez al reclamo de Sergio Carlos Morales Quintana como nuevo líder del STPRM.

“Hay trámites que están en la secretaría, de solicitudes y lo que hemos venido planteando es que, desde la reforma laboral la forma para elegir a los dirigentes tiene que ser a través del voto personal, libre, directo y secreteo, en todas las asambleas, y eso aplica para el sector petrolero y para todos los otros sectores incluyendo los del apartado B.

 “Esa es la nueva vía para elegir a los líderes a través del voto libre, y nosotros en la secretaria tenemos que analizar muy bien y si hay un procedimiento democrático, donde participen todos, donde haya convocatorias abiertas, amplias, entonces se procede a otorgar tomas de nota”, declaró en entrevista a medios Alcalde.

La titular de la STPS extendió que al momento hay más de 400 sindicatos que han modificado sus estatutos para cumplir con las nuevas reglas de la reforma laboral, que entre otras cosas pide mayor transparencia, elecciones democráticas y paridad de género.

En tanto, disidentes del grupo Innovación Sindical, sigue insistiendo ante la Cámara de Diputados reactivar el juicio político contra Romero Deschamps que se solicitó en 2014 y fue ratificado en 2018. Grosso modo acusan al líder sindical de cobrar doble, como secretario general del STPRM y como senador –en su momento-. El plazo para el juicio vence el 31 de agosto de este año.

Si no aprueban el juicio político y Carlos Romero se queda, el daño va a ser para Morena. En 2021 hay elecciones en Veracruz  (con 212 alcaldías a renovarse), donde hay 12 secciones petroleras y las van a perder”, dijo el miembro del grupo disidente veracruzano de la sección 10 del STPRM, Víctor Jacobo Domínguez, según informa el portal Sin Embargo.

Actualmente Rome Deschamps enfrenta, desde enero de 2019, una investigación desde la Fiscalía General de la República acusado de huachicoleo, corrupción y otros delitos.