Después de dos meses y medio de presentarse el primer caso de Covid-19, el gobierno federal decidió reiniciar el regreso de actividades en 328 municipios, en pleno pico de la pandemia.

Desde el 18 de mayo se abrieron actividades en 323 municipios libres de Covid-19. Dos días luego, la estadística de la pandemia alcanzó ayer la cifra más alta, desde que inicio la crisis sanitaria, con 425 muertos y 2 mil 248 contagios en un solo día.

Bajo este contexto el gobierno federal ha insistido en que el anunciado regreso a la ‘nueva normalidad’ no significa que el problema haya terminado.  Una forma de deslindar eventuales responsabilidades por la forma atropellada en que se ha venido manejando la crisis sanitaria.

A finales de abril el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en sus declaraciones que México estaba listo para el regreso a sus actividades normales.

“Se ha podido domar la pandemia”, declaró el pasado 26 de abril. Tres días luego reiteró en su conferencia matutina: “Se aplastó la curva. Se redujo el contagio, ya se volvió horizontal”. Sus ‘otros datos’ se han estrellado con la realidad.

El aumento en las muertes y contagios que se está presentando esta semana, fue explicado ayer como causa de que en muchos estados del país se ha iniciado “la subida de la curva epidémica”, lo que significa que habrá más muertes y contagios en días próximos, según admitió ayer José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal.

Apenas un día antes Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que al finalizar el 30 de mayo la Jornada Nacional de Sana Distancia no significa que habrá un regreso automático de actividades en todo el país. Sino que será cada estado el que determine cuándo y cómo se reanudan las actividades en base a un semáforo de riesgos.

No piense la ciudadanía que el primero de junio volvemos a la normalidad, a todas las actividades, no va a ser así”, puntualizó López-Gatell.

Con más de 56 mil casos de contagio y más de 6 mil muertes al 20 de mayo, México se acerca al top de los 10 países que más muertes acumulan por la pandemia de Covid-19 que ha dejado hasta el momento 5 millones de contagios y 326 mil muertos en todo el mundo

El aumento de contagios y muertos se ha disparado esta semana en que el gobierno federal decretó el regreso a las actividades en 328 municipios del país.

La llamada ‘nueva normalidad’ a partir del 1 de junio, pregonada por el gobierno de AMLO, supone una serie de medidas preventivas durante tres etapas.

La primera ya inició el pasado 18 de mayo con la apertura de actividades en 328 municipios -muchos de los cuales rechazan la reactivación ante el miedo-. 

Una segunda etapa que considera del 18 al 31 de mayo la preparación para la vuelta a las actividades económicas -que han sido anunciadas para reabrir y luego fueron canceladas, como el caso del sector automotriz, minero y de la construcción-.

Y finalmente la tercera etapa donde, una vez registrados sus protocolos de seguridad y una larga lista de acciones a cumplir para poder reabrir, las empresas, comercios y otros sitios de trabajo deberán sujetarse a lo que les indiquen los gobiernos estatales en base a un semáforo semanal, con cuatro alertas, que pondrá en marcha el llamado Sistema de Alerta Sanitaria.

A partir de la tercera etapa, que será diferida también en todo el país, se definirá el tipo de actividades que serán autorizadas -laborales, sociales, escolares, etc.-.

Entre los lineamientos sanitarios que ha marcado la Secretaría del Trabajo para todo el país recomienda algunos disparatados como el no usar corbatas, joyas, barba o bigote porque aseguran que ‘ahí se alojan virus y bacterias’.

Mientras que desaprueba el uso de arcos sanitarios, utilizados en muchos estados y ahora en comercios, que rocían una solución desinfectante a las personas que pasan por ellos, pues asegura que ‘no existen evidencias sobre la eficacia’.

Entre disparates y disaltates del gobierno federal, por lo pronto el gobierno de la Ciudad de México anunció que permanecerá en ‘semáforo rojo’ hasta el próximo 15 de junio.  Aunque se abrirán gradualmente espacios públicos y se conservará la sana distancia.

Y ante la llegada del periodo vacacional, Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo, informó la tarde de ayer que luego de decretarse el fin de la pandemia volverán los puentes vacacionales o fines de semana largos para incentivar el turismo y reactivar la economía.

Se detona el aparato productivo, pero también cinco millones de turistas adicionales viajan a lo largo y ancho, sobre todo en nuestros 121 pueblos mágicos, con una derrama de 38 mil 400 millones de pesos”, futurizó Torruco.

Movilidad