La reforma energética que plantea el presidente Andrés Manuel López Obrador ha comenzado a generar fracturas en la alianza Va México que agrupa a PAN, PRI, y PRD, además que perfila el control de la energía eléctrica en manos del Estado.

Grosso modo la reforma energética que persigue AMLO establece que la CFE tendrá el control de la producción energía eléctrica y se cancelan todos los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado.

Al tener el control de la generación de energía la Comisión Federal de Electricidad (CFE) -bajo el mando del polémico Manuel Bartlett- será quien decida a quien le entrega o no permisos, desde la instalación de paneles solares en casa y hasta la generación de energías alternativas. 

La iniciativa de reforma busca eliminar la lógica económica y ambiental en el despacho de electricidad del Sistema Eléctrico Nacional. Esto significa que se le dará prioridad a energía sucia y más costosa, transformando dos de las principales ventajas de la energía renovable de nueva generación, ser barata y limpia, en desventajas irremontables ante la Constitución, imposibilitando su operación”, alertaron la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) y la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), en un comunicado de prensa conjunto.

AMLO plantea además de controlar la producción de energía eléctrica, hoy en manos de empresas privadas, que el Estado mexicano sea el único y exclusivo explotador de las preciadas reservas de litio -utilizado para baterías eléctricas y nuevo sustituto del petróleo- 

Gráfico que ilustra cómo se genera la producción de energía eléctrica en México.

Con la eliminación de los Certificados de Energía Limpia (CEL), como propone la iniciativa, se reducen los incentivos para potenciar el uso de energías renovables. Es impactará en el incumplimiento de los Acuerdos de París que establecen que al menos el 35 por ciento de la producción de energía en los países deber ser renovable en 2024.

AMLO llamó al PRI a “definirse” de su lado para aprobar la reforma que plantea, utilizando las figuras de los ex presidentes priístas Lázaro Cárdenas -quien expropió la industria petrolera-  y Adolfo López Mateos -quien expropió la industria eléctrica-.

¿En qué se ha beneficiado la gente (con la privatización) En nada. Al contrario. Aumentaron como nunca los precios de la luz en el periodo neoliberal. ¿Quiénes se beneficiaron? Las grandes corporaciones porque esos pagan menos tarifa de luz que lo que paga una familia de la clase popular.

De modo que ahora que presentamos la iniciativa para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, pues el PRI tiene una oportunidad para definirse. ¿Va a seguir con el salinismo como política o va a retomar el camino del Presidente (Lázaro) Cárdenas, del Presidente Adolfo López Mateos; el camino que trazaron estos dos grandes presidentes de México? Entonces sí es un momento definitorio. Vamos a ver qué resuelven”, lanzó ayer el reto AMLO.

Tanto el PAN como el PRD fijaron posturas desde este lunes anticipando que no apoyarán la aprobación de la reforma energética de AMLO. El PRD acusa que se acabará con los organismos reguladores y habrá un retroceso, y el PAN en que se perderán inversiones y el país tendrá problemas por el aumento de precios y el riesgo en el suministro. Ambos partidos de la alianza Va por México cuestionaron el silencio del PRI y urgieron se defina.

Nadie presiona al PRI, ni el gobierno, ni los sectores, ni los empresarios”, reviró ayer el líder nacional de este partido, Alejandro Moreno Cárdenas (a) Alito, tras enfatizar que su partido “creó” al México moderno, las instituciones y ha impulsado las más grandes reformas, por lo que no llevan prisa y lo van a pensar.

Aunque desde el Senado por la tarde noche algunos integrantes de su partido no tuvieron mucho que pensar y fijaron postura.

Vamos a atener apagones, aumentos en las tarifas, menos empleo, menos crecimiento económico (…) No es una ley que nosotros podamos respaldar así”, remarcó la senadora priísta Claudia Ruiz Massieu a través de sus redes sociales.

La reforma energética ha generado fracturas visibles en la oposición y el interior del propio PRI.

  • Foto: Getty Images
  • Gráfico: CESPEDES