Con 225 votos en contra de la oposición (PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano), contra 269 a favor (Morena, PVEM y PT) y una abstanción, la reforma electoral de AMLO, que pretendía desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) no pasó constitucionalmente hoy en la Cámara de Diputados.

Al tratarse de una reforma constitucional se requerían 334 votos para que la reforma electoral fuese aprobada. Al bloque oficialista de Morena, el PVEM y PT les faltaron 58 votos.

Ahora, Morena en venganza aplicará la mayoría relativa, con el voto de sus partidos ‘rémora’ PVEM y PT, para aprobar -en una segunda ronda de votaciones- diversas reformas a las leyes secundarias con el llamado ‘Plan B’ de AMLO, para castigar al INE con recortes a los salarios de los consejeros, modificaciones en su estructura administrativa, eliminación de fideicomisos y la destitución del secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina.

La reforma electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador planteaba la desaparición del INE para crear el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) bajo el control de la Secretaría de Gobierno -como lo hacía el PRI antidemocrático y autoritario-, lo que provocó una marcha multitudinaria el pasado 13 de noviembre en la Ciudad de México y 40 ciudades del país y el extranjero en defensa del INE.

Otros puntos de la polémica reforma electoral, promovida por AMLO y su partido Morena bajo el falaz argumento de ‘evitar más fraudes’, consideraban elegir por el voto del ‘pueblo’ a los consejeros electorales, suprimir los institutos electorales y los tribunales electorales.

Además de eliminar a los 200 diputados plurinominales y 32 senadores, así como “redefinir” el concepto de propaganda para permitir al gobierno en turno se pronunciará en favor de candidatos durante campañas y elecciones.

“(Es momento de) acabar con el presidencialismo rancio que tanto daño le ha hecho al país (…) El tránsito y la lucha que llevó al país a construir un régimen de partidos, y que permitió a la oposición desempeñar un papel decisivo en la vida de la República, no debe de olvidarse. Especialmente no debe olvidarlo la corriente política que hoy está en el gobierno, pues de otra forma no hubiera llegado al poder”, expuso en tribuna el polémico diputado y líder nacional del PRI, Alejandro ‘Alito’ Moreno.

Moreno apoyó previamente la militarización del país sumando votos de sus diputados y senadores a Morena para extender la presencia del Ejército en las calles del país, en labores de seguridad pública, hasta el año 2028. Ante la negativa para apoyar la reforma electoral, Morena ya amenazó con desaforarlo en breve por la investigación que le sigue la Fiscalía General de Campeche por enriquecimiento ilícito y corrupción durante su mandato como gobernador de Campeche.

El grito de la oposición “¡El INE no se toca!” retumbó en la Cámara de Diputados este martes, lo mismo que pancartas con la misma frase y otra más como “Morena quiere jugar sin arbitro” o “Defender al arbitro, es defender el juego”, entre otras

Con esta lucha, tenemos calidad moral, nuestra votación hoy ca por Cuauhtémoc Cárdenas, nuestra votación hoy va por (Valentín) Campa, va por todos los muertos que puso el PRD para que este país tuviera democracia ¡y los volveremos a poner, aunque les duela!”, espetó desde la tribuna  el diputado Luis Cházaro, coordinador parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.

Airado, el coordinador parlamentario de Morena y titular de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, tronó contra la oposición por defender al INE.

Hablan que el INE no se toca, pero esa es la consigna del mandamás y jefe superior de esta coalición (PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano), Claudio X. González, en cambio nosotros tenemos como único patrón al pueblo de México. Los consejeros (del INE) ganan 400 mil pesos al mes ¿eso es lo que no hay que tocar? Al contrario, eso es lo que vamos a tocar”, lanzó su bravata Mier, anticipando los recortes y cambios administrativos en el INE con el llamado ‘Plan B’ de AMLO.

Este fin de semana, luego de encabezar una misión a México, en junio de 2021, para revisar la actuación del Instituto Nacional Electoral (INE), la Organización de Estados Americanos (OEA) anticipó en los resultados de su informe que el organismo electoral no requiere reformas profundas.

La OEA, desde Washington y en un adelanto del informe que se hará público formalmente este miércoles ante el Consejo Permanente, consideró que el INE cuenta con la experiencia y fortaleza suficientes para organizar elecciones libres y democráticas en México.  

Si bien todo sistema electoral es perfectible, es de destacar la fortaleza y profesionalismo de la institucionalidad electoral mexicana”, asegura el informe de la Misión de Observación Electoral de la OEA.