El terror vuelve a ser un arma utilizada contra los migrantes por el presidente de Estados Unidos Donald Trump.

A partir de este domingo la policía de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) iniciará a lo largo y ancho de Estados Unidos redadas para localizar, arrestar y expulsar a migrantes sin papeles que acrediten la estancia legal. No habrá miramientos con las familias.

El anuncio de esta operación a gran escala fue dado a conocer por el diario The New York Times, quien citando a fuentes anónimas de Seguridad Nacional, asegura que si se arresta a familias estás permanecerán en los centros de detención de Texas y Pennsylvania.

Los funcionarios (de Seguridad Nacional) dijeron que los agentes de ICE estaban atacando a al menos 2.000 inmigrantes a los que se les ordenó deportar, algunos por no presentarse en el tribunal, pero que permanecen en el país ilegalmente. Se espera que la operación se lleve a cabo en al menos 10 ciudades importantes”, anticipa el Times.

Las redadas se alistan en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco, según ha dado a conocer la CNN

Las redadas contra migrantes sin papeles son parte de lo cotidiano en Estados Unidos. Aunque se han incrementado con Trump al frente del gobierno.

Pese a la estridencia del anuncio, la operación podría ser un fracaso pues ya ha corrido de boca en boca en la comunidad de migrantes un método simple para evitar el arresto: no abrir la puerta o cambiar de domicilio; la policía ICE no puede ingresar por la fuerza.

Organizaciones civiles y abogados defensores alistan en contraparte una ofensiva a Trump, a través de mociones en las cortes para reabrir los casos de inmigración de familias. Algo que puede demorar su deportación o expulsión de Estados Unidos.

Las redadas no son algo nuevo sino permanente como parte de las acciones contra el ingreso de migrantes, algo que ha dado resultados pues desde mayo de este año. Gracias también a la nueva política dura del gobierno mexicano que fue amenazado por Trump con aranceles si no frenaba la migración de centroamericanos en busca de asilo político a Estados Unidos.

Yo digo que entraron ilegalmente, y los estamos sacando legalmente“, dijo Trump a ayer periodistas sobre la nueva operación.

PREDIAL