La recesión amenaza con comenzar a instalarse en el mundo.

El Bundesbank aceptó ayer que Alemania está a las puertas de una recesión en este tercer trimestre. El anuncio sacudió los mercados financieros. En México el dólar ya rebasa el tipo de cambio de 20 pesos. Huele a crisis mundial.

Ante la previsión del Bundesbank, el gobierno de Angela Merkel se dijo listo para inyectar 50 mil millones de euros a su economía –misma cantidad que le costó el descalabro financiero a Alemania en la crisis económica de 2008-; obviamente con cargo a la deuda pública del país.

El desempeño de la economía podría volver a declinar ligeramente“, admitió ayer la institución presidida por Jens Weidmann en su último boletín mensual, da a conocer la DW.

A la caída de Alemania se suma la presión por el Brexit sin acuerdo, y la guerra comercial de Estados Unidos y China

Entre los efectos negativos que han hecho retroceder a la poderosa industria alemana, están la falta de acuerdos entre Estados Unidos y China que ya provocan serios daños a la economía global por el aumento de aranceles que ambos países se están imponiendo, y acciones de sobreregulación en la industria automotriz.

El trimestre pasado la economía alemana retrocedió una décima (-0,1%) del Producto Interno Bruto, lo que hecho saltar las alarmas pues anticipa lo ocurrido en 2008 cuando ocurrió la última crisis económica mundial.

Apenas la semana anterior la caída de la bolsa en Nueva York y el agravamiento de la crisis de Argentina –tras perder Mauricio Macri la reeleción-, provocaron la primera gran alarma financiera.

Por lo pronto ante el anuncio de Alemania, consejeros del Banco Central Europeo (BCE) ya debaten sobre el nuevo paquete de estímulos económicos que pedirán a los gobierno de la Unión Europea se apliquen para el mes de septiembre, con el fin de amortiguar los impactos negativos.