Los resultados de la consulta popular orquestada por Morena, para ‘echar abajo’ la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), eran un secreto a voces y ayer se convirtieron en una realidad.

Con un desorden en la instalación de casillas y gente votando varias veces, durante cuatro días la consulta popular llegó a su fin. De acuerdo a los organizadores se registraron 1 millón 67 mil 859 votos. El 69 % eligió Santa Lucía, y el 29 % el NAIM, informó  la Fundación Arturo Rosenblueth.

Desde su campaña presidencial Andrés Manuel López Obrador, ahora Presidente electo, comprometió que de ganar cancelaría el proyecto del NAIM porque era una obra de alto costo y llena de corrupción en los contratos. Ayer obtuvo lo que buscaba para justificar el siguiente paso.

De acuerdo a los organizadores sólo 310 mil 463 votaron por continuar el NAIM, frente a 747 mil que votaron a favor del proyecto Santa Lucía

Contrastes en los proyectos Santa Lucía (izquierda) y el NAIM (derecha).

Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, a quien AMLO pidió coordinar las votaciones y su conteo, dio a conocer los resultados la noche del domingo en conferencia de prensa.

De acuerdo a la numeralia proporcionada por Calderón Alzati a los medios de comunicación, 310 mil 463 mexicanos votaron para que continúen las obras del NAIM (29%), y 747 mil votaron a favor de Santa Lucía (69%), cifras que derivan del contero de votos en el 98.18% de las casillas instaladas. En tanto que se anularon 2 mil 722 votos.

Está confirmado lo que denunciamos desde que Morena y López Obrador anunciaron su ‘consulta popular’: es una simulación para legitimar una decisión que ya estaba tomada. Rechazamos tajantemente esta burla hacia todos los mexicanos y esta manipulación. #ConsultaSinOcurrencias”, anunció el Comité Ejecutivo Nacional del PAN a través de sus cuenta de Twitter el domingo poco después de las 10 de la noche, una vez que se dieron a conocer los resultados de la consulta.

Los efectos de una eventual cancelación del NAIM por parte de AMLO ya como Presidente en funciones, tendrán un costo de poco más de 120 mil millones de pesos –para pagar lo que se ha construido del aeropuerto en Texcoco y resolver las demandas de los contratistas-, según ha estimado el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

Partidos políticos de oposición a Morena, y grupos empresariales, han manifestado su preocupación por los efectos económicos que puede traer la cancelación definitiva del NAIM. Además que se ha criticado que la consulta popular convocada por Morena y AMLO carece de efectos legales y vinculantes.

Algo que incluso confirmó una de las colaboradoras más cercanas a AMLO y próxima titular de la Secretaría de Gobernación. La ex ministra judicial Olga Sánchez Cordero expuso que la consulta pese a no tener carácter vinculante -como marca legalmente la Constitución- era una herramienta para la toma de una decisión política.

Los verdaderos efectos de la cancelación del NAIM aún son inciertos.