A tres meses del brutal asesinato del afroamericano George Floyd a manos de policías blancos en Minneapolis, este fin de semana un nuevo acto de brutalidad policíaca provocó fuertes disturbios en Wisconsin.

Jacob Blake recibió siete disparos por la espalda este domingo al ignorar a policías blancos que lo cercaron luego de mediar en una riña entre dos mujeres. A raíz del nuevo caso de brutalidad, las protestas y destrozos por la comunidad afroamericana han vuelto.

Los hechos ocurrieron la tarde del domingo en la localidad de Kenosha, Wisconsin. Y según se aprecia en un video que se ha vuelto viral, Blake ignora los gritos de policías que le cercan apuntándole con armas y sigue caminando con tranquilidad hacia su vehículo, pero al abrir la puerta del conductor un policía lo jala de la camiseta y le dispara en la espalda en siete ocasiones.

Tras el incidente, la noche del domingo centenares de personas marcharon rumbo a la estación de Policía de Kenosha provocando destrozos e incendios de vehículos durante su protesta.

Apenas en mayo Estados Unidos vivió una ola inusual de protestas y disturbios raciales por días, con destrozos quemas de vehículos, edificios y altercados con policías, luego del asesinato de George Floyd a quien asfixiaron durante una brutal detención por un incidente menor de tráfico

Aspecto del video donde se observa caminar tranquilamente a Jacob Black antes de ser asesinato a tiros por la espalda.

La policía reaccionó a la protestas en Kenosha lanzando gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes; en tanto, el gobierno local ha decretado el toque de queda como medida precautoria para evitar más disturbios, además de conminar a los comerciantes que mantienen sus negocios abiertos las 24 horas a cerrar ante el aumento de robos a mano armada y tiroteos en las calles.

Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos de las fuerzas del orden en nuestro estado o en nuestro país”, condeno el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, través de un comunicado oficial.

Hasta el momento los nombres de los policías involucrados no han sido dados a conocer, aunque ya fueron retirados temporalmente para realizar las investigaciones y deslindar responsabilidades.

Según versión de vecinos y familiares, Jacob Blake intentó detener una pelea entre dos mujeres cuadno llegaron los agentes y le apuntaron con las armas, para luego abatirlo frente a sus tres hijos que lo esperaban dentro del auto a donde intento regresar.

La frustración está hirviendo hasta la cima y estamos enfermos y cansados”, declaró a medios locales Clyde McLemore, portavoz local del movimiento Black Lives Matter.

OCT 2