El fenómeno se intenta asociar a grupos radicales, porque en Estados Unidos las personas han salido armadas mientras que en Alemania hay choques entre neonazis y ciudadanos que participan en las protestas, aunque en Hong Kong son partidarios demócratas.

Las calles de Estados Unidos, Alemania y Hong Kong han comenzado a arder. Las protestas por el confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus, y la exigencia de garantías a las libertades y la democracia acompañan estas concentraciones de miles de personas que están hartas del Covid-19 y la represión.

Alemania lleva semanas sosteniendo protestas en las calles. Este sábado miles de personas, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda, salieron a las calles en ocho marchas diversas en grandes ciudades como Berlín -la capital-, Münich, Frankfurt, Stuttgart, Núremberg, Leipzig, Dortmund, y otras seis más, según registra la DW.

Las protestas terminaron con el retiro de los manifestantes por policías al desbordarse el número de participantes autorizados, en algunos casos de más de 1 mil a 5 mil personas según la ciudad, por las autoridades.

Tanto en Alemania como en Estados Unidos las protestas en las calles contra el confinamiento de más de dos meses por la pandemia de Covid-19, se han estado presentado de forma intermitente desde abril

Las protestas en las calles contra el confinamiento en Estados Unidos se están presentando, desde abril, en más de 10 estados.

En Estados Unidos apenas el pasado 14 de mayo la Corte Supr4ema de Wisconsin revocó la extensión del confinamiento, promovida por los demócratas. Los republicanos -el partido de Trump- defienden la reactivación de la economía e impugnaron la extensión de la cuarentena

La orden de Palm de confinar a todos los ciudadanos en sus hogares, prohibir todos los viajes y cerrar negocios excede la autoridad reguladora” de su cargo, dijo el tribunal, según reporta la agencia AFP.

A la par, manifestantes contra el confinamiento por la pandemia de Covid-19 protestaron ese día en Michigan. Desde el 20 de abril hay registro de gente saliendo a las calles, en al menos 10 estados y ciudades como Nueva York -epicentro de la pandemia en Estados Unidos-, para protestar por el encierro.

El principal asesor médico del Presidente Trump, Anthony Fauci,ha estado advirtiendo que una salida demasiado rápida de las restricciones para contener los contagios por Covid-19, puede desencadenar otra ola de contagios con más muertes. Estados Unidos supera ya las 90 mil muertes ya.

Lejos de protestar por el confinamiento, en Hong Kong la rebelión contra China para exigir democracia y libertad es el motor que ha llevado nuevamente a reactivar las protestas. El pasado 10 de mayo centenares de hongkoneses salieron a las calles para exigir libertad y democracia. Con en el resto de las protestas la brutalidad policiaca no se hizo esperar y el saldo fueron màs de 250 detenidos y cerca de 20 heridos.  

El Covid-19 ha mantenido a raya, hasta el momento, al resto de los grupos de protesta social que en 2019 se levantaron a lo largo y ancho del mundo, principalmente en Sudamérica, exigiendo freno a la devastación por el cambio climático, la lucha contra los feminicidios y el derecho al aborto, la lucha contra la desigualdad social, la lucha por democracia y libertad.

Movilidad