La ‘tregua’ que impuso la aparición del coronavirus en Hong Kong para disolver las protestas por democracia y libertad de China, se ha roto este domingo.

Ayer centenares de ciudadanos hongkoneses con cubrebocas y pancartas salieron a protestar nuevamente a las calles. Pese a ser una manifestación pacífica las autoridades ordenaron brutales cargas policíacas contra los inconformes que exigen libertad y democracia.

Es solo un calentamiento, nuestro movimiento tiene que reiniciarse; es una señal de que el movimiento está volviendo a la vida, tenemos que despertar”, dijo un estudiante que participó en la protesta a la agencia AFP.

Los inconformes, que salieron a las calles de 8 distritos luego de una convocatoria por Internet, exigen elecciones democráticas y la dimisión de la primera ministro Carrie Lam. No quieren ser parte de China, pues repudian el modelo político comunista.

Durante la protesta y ante las cargas policiales los manifestantes terminaron refugiándose en centros comerciales de los cuales fueron sacados a la fuerza con gas y golpes por las fuerzas antimotines

Las nuevas protestas dejaron al menos 250 detenidos y 15 heridos.

Un día antes la policía detuvo al menos a 3 personas e impuso multas de 260 dólares a los detenidos por no respetar las medidas de confinamiento ante la pandemia de la Covil-19. En Hong Kong están prohibidas ahora las reuniones con más de 8 personas.

Las protestas en Hong Kong comenzaron en junio de 2019 y el detonante fue el intento por aprobar una fallida ley de extradición a China para todo sospechoso o persona que cometiera algún delito. Durante siete meses millones de inconformes tomaron las calles para protestar, de forma similar a la llamada ‘revolución de los paraguas’ en 2014, por democracia y libertad de China.

El saldo de los disturbios de ayer dejó a 250 personas detenidas y al menos 15 heridos, según informes del South China Morning Post que da cuenta también de la detención y golpiza a un diputado del Partido Democrático que intentaba mediar entre manifestantes y policías.  

La semana pasada siete diputados de la oposición prodemocrática hongkonesa fueron expulsados del Consejo Legislativo después de protagonizar una trifulca con los parlamentarios progubernamentales al exigir libertad y democracia.

OCT 2