El asesinato de la joven maestra de primaria Jessica González provocó una furia social sin precedentes en Michoacán. Lo que motivo a las autoridades a dar una respuesta pronta ante las protestas.

Diego Urik Mañón Melgoza era buscado hasta por la Interpol, pero finalmente fue detenido ayer por policías ministeriales en Cihuatlán, Jalisco. Lo acusan del feminicidio de Jessica, de 21 años de edad, quien salió con él para luego desaparecer el 21 de septiembre.

Informo que hace unos momentos personal de la @FiscaliaMich detuvo a Diego Urik “N” probable responsable del Feminicidio de Jessica”, tuiteó la tarde de ayer Adrián López Solís, fiscal general de Michoacán.

Jessica, quien recién había obtenido su plaza de maestra de primaria en la comunidad de Melchor Ocampo, en Salvatierra, Guanajuato, fue vista por última vez con Diego. El lunes 21 de septiembre sus paredes reportaron su desaparición, el viernes 25 su cuerpo fue hallado en un paraje boscoso en Morelia -con golpes y el cráneo destrozado-.

Este nuevo feminicidio en México hizo literalmente ‘arder’ las redes y se convirtió en uno de los casos con más repudio este año; de enero a junio, según cifras oficiales, se acumulan 489 feminicidios en México, 20 % más que en el mismo periodo de 2019

Aspecto de la marcha multitudinaria en Morelia, el fin de semana, para exigir justicia por el feminicidio de Jessica.

El sábado 26 más de mil mujeres salieron a protestar a las calles para exigir justicia, el domingo 27 la joven fue velada y sepultada, y el lunes 28 la Fiscalía General de Michoacán giró orden de aprehensión contra Diego -de 18 años de edad- además de pedirse el apoyo de la Interpol. Se ofreció además una recompensa de 1 millón de pesos por ubicarlo. El miércoles 30 de septiembre fue ubicado en las inmediaciones de un hotel en Guadalajara.

El caso conmocionó a la sociedad michoacana, lo que orilló a una protesta multitudinaria con más de mil mujeres que salieron a las calles de Morelia a exigir justicia por el nuevo feminicidio realizando pintas en los edificios del Congreso del Estado y el Poder Ejecutivo, además que intentaron prender fuego a la puerta del Palacio de Gobierno.

El gobernador Silvano Aureoles, al confirmar la detención del presunto feminicida, aseguró que habrá justicia.

Acabamos de dar el primer paso para que se haga justicia en el lamentable feminicidio de Jessica González, con la detención del presunto responsable. Más tarde les ofreceré más información”, tuitteó ayer el Gobernador de Michocán.

  • Fotos: Especial