Una nueva rebelión de integrantes de la Policía Federal (PF) que bloquearon el acceso a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) dejó un saldo de 32 heridos.

Más de 300 elementos de la PF salieron nuevamente a las calles de la Ciudad de México para exigir su liquidación, pues no quieren integrarse a la Guardia Nacional (GN). El caos provocado duró más de seis horas. Al final lograron una respuesta positiva a sus reclamos.

12 policías de la SSC fueron retenidos, esposados y despojados de parte de sus uniformes; 32 más resultaron con heridas leves“, informó la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México en un primer reporte.

Los enfrentamientos sucedieron cuando policías de la SSC intentaron retirar a los integrantes de la PF de la Terminal 1. Como respuesta los policías capitalinos recibieron gas pimienta y golpes. Finalmente la trifulca no pasó a mayores y el bloqueó se levantó tras ocho horas de reclamos.

Esta es una de las varias protestas que han encabezado los agentes de la PF que rechazan la nueva política del gobierno federal para desaparecer la PF e integrar a sus más de 13 mil integrantes a la GN. La primera gran manifestación se presentó con la toma del cuartel del Iztapalapa a principios de julio de este año.

Las protestas se realizaron además del AICM en el cuartel de la PF en Iztapalapa; los policías federales exigen el pago de indemnización ante la desaparición de la corporación anunciada por AMLO

Aspecto de uno de los momentos de la protesta de los agentes de la PF bloqueando el paso en las inmediaciones del AICM.

A través de un comunicado la SSC asegura que se llegó finalmente a un acuerdo con los inconformes. Al menos 1 mil 500 agentes de la PF recibirán su liquidación laboral conforme a la ley, según reporta El Heraldo de México.

Desde que iniciaron las protestas, en julio, los inconformes con el gobierno federal aseguran que nunca les aviso que serían parte de la GN -a partir del 1 de julio-, además que les bajaron el sueldo, no les dan bonos y los están obligando a firmar renuncias.

En tanto, Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad federal, acusó que las protestas son una ‘provocación’.

 “Es una acción indebida, es un acto franco de provocación, particularmente por la violencia con la que se expresan, hacemos un llamado a no afectar a la ciudadanía.

Lamentamos esta iniciativa de este grupo, tienen conocimiento pleno del proceso administrativo para su incorporación al programa de retiro, que está próximo a cerrarse, eventualmente hoy o a más tardar mañana (miércoles)”, declaró Durazo.