Luego del acuerdo con Estados Unidos este lunes, el gobierno de Panamá inició con el cierre de tres pasos en la selva del Darién, en la frontera con Colombia, para evitar la avalancha migrante.

En lo que va del año, según cifras oficiales del gobierno de Panamá, ya suman al menos 195 mil migrantes -principalmente venezolanos- los que han cruzado la peligrosa selva del Darién en su paso rumbo a Estados Unidos.

Este operativo se realiza en el marco de la campaña ‘Escudo’, que se ejecuta en coordinación con la fuerza pública para el control de la migración irregular masiva que enfrenta el Estado panameño.

Las medidas de bloqueo de los tres pasos no autorizados tienen como propósito canalizar la migración irregular por el paso de Cañas Blancas, que conduce a la comunidad receptora de Bajo Chiquito”, informó ayer el Servicio Nacional de Fronteras a través de un comunicado., según registra el diario La Estrella de Panamá.

El presidente José Raúl Mulino, quien asumió  el cargo el pasado 1 de julio, firmó un acuerdo de entendimiento con el gobierno de Estados Unidos para frenar la migración.  

Panamá no será más un país de tránsito para los ilegales.No permitiré complicidades locales. A nuestras fuerzas de seguridad les pido aplicar la ley como corresponde, con estricto respeto a los Derechos Humanos y apego a la defensa de los intereses de nuestra patria.

No permitiré que Panamá sea un camino abierto a miles de personas que ingresan ilegalmente a nuestro país, aupados por toda una organización internacional relacionada con el narcotráfico y el tráfico de personas. Ese dinero producto de lucrar de la desdicha humana, es un dinero maldito”, sostuvo Mulino en su mensaje de investidura, según registran diversos diarios de Panamá.

La selva del Darién es uno de los sitios más terribles y peligrosos para los migrantes que salen de Sudamérica o arriban desde el Caribe con la esperanza de llegar a Estados Unidos, pues este sitio es controlado por mafias y narcos; en 2023 cruzaron por este espacio al menos 520 mil migrantes

Migrantes subieron a redes sociales una foto de una de las primeras cercas con concertina -alambre militar con cuchillas- en uno de los pasos del Darién, en la frontera con Colombia.

El ministro de Seguridad de Panamá, Frank Ábrego, ha declarado esta semana que el fenómeno migratorio que ocurre es parte de una red criminal que inicia en Colombia con el control total de la actividad criminal del Cartel del Golfo, que les deja ganancias por hasta 100 millones de dólares anuales.

El pasado lunes el nuevo gobierno de Mulino pactó con el gobierno de Joe Biden un acuerdo para frenar la avalancha migrante.

En el acuerdo firmado hoy (lunes) por el canciller panameño, Javier Martínez-Acha, y el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, el gobierno estadounidense se compromete a cubrir el gasto de la repatriación de los inmigrantes que entren ilegalmente por Darién”, expuso en un comunicado el Gobierno de Panamá tras el acuerdo con Estados Unidos.

En contraparte, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Adrienne Watson, dijo en un comunicado que el gobierno del presidente Joe Biden: “apoyará los esfuerzos de Panamá para iniciar la repatriación rápida, segura y humana de los migrantes que carecen de una base legal para permanecer en Panamá”.

  • Fotos: AFP/La Estella de Panamá