La petición de los gobernadores de oposición de la llamada Alianza Federalista, que ya integra a 11 gobiernos que no son de Morena, al presidente Andrés Manuel López Obrador para renovar el Pacto Fiscal, parece no tener futuro.

AMLO admitió que existen diferencias, aunque no de fondo, con los gobernadores de oposición que exigen renovar el Pacto Fiscal. Aunque ayer el Presidente de México defendió la permanencia del modelo instaurado en tiempos del ex presidente priista José López Portillo.

Sí hay diferencias, por ejemplo, se habla mucho de la participación en los recursos federales, cómo se distribuye el presupuesto federal, las participaciones federales a los Estados, en Nuevo León o en la Ciudad de México, Jalisco, Estados como Baja California, donde tienen más crecimiento económico (…)

Dicen: ¡nosotros aportamos más al desarrollo del país y no recibimos lo que aportamos o lo que merecemos! Y he venido explicando de que ese reparto que se da está definido por la Constitución, por la ley, porque hay un pacto federal, es un acuerdo que se suscribió en la época del presidente López Portillo y se definió una fórmula”, justificó tras mencionar que incluso los ex gobernadores que antecedieron a los actuales que reclaman, también aprobaron ese modelo.

AMLO zanjó el tema argumentando que si se quieren cambios en el Pacto Fiscal el nuevo modelo deberá ser aprobado por los 31 gobernadores del país y la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Algo que se acordó precisamente en la reunión de la Conago el pasado 19 de agosto.

La alianza de gobernadores de oposición, que agrupa a 11 estados gobernados por el PAN, PRI, PRD, MC y un independiente mantiene un reclamo sostenido frente a la inequidad en la distribución del dinero que aportan por recaudación de impuestos y lo que reciben luego de la federación

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, salió ayer a recriminar a AMLO por el nuevo Pacto Fiscal que no se concreta.

En la primera reunión de AMLO con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), celebrada este mes en San Luis Potosí, el tema fue abordado como una urgencia. Pero no se obtuvo respuesta. Ayer AMLO volvió a asegurar que el reparto de recursos “es parejo”, lo que provocó una respuesta inmediata del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Nunca en la historia de este país se había visto un escenario en el cual se generara esta idea de que hay respeto, solidaridad y respaldo para las entidades federativas, cuando en la realidad lo que hay es literalmente una actitud de desdén y de desprecio, y una actitud de cerrar las puertas a cualquier posibilidad de diálogo y de entendimiento (…)

Los estados de la República no estamos pidiendo dádivas, no estamos pidiendo limosna, no estamos pidiendo o planteando extender la mano para ver qué más nos dan, lo que estamos planteando es que se ha llevado a las finanzas estatales y municipales a un punto en el que ya no vamos a aguantar mucho más”, espetó Alfaro durante la reunión plenaria de Movimiento Ciudadano (MC) en la Cámara de Diputados, luego de insistir en la necesidad de que se convoque a una Convención Nacional Hacendaria.

Fotos: Getty Images/ Especial