La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha enviado una comitiva de expertos a la ciudad de Wuhan, China para investigar sobre el origen del coronavirus.

A poco más de un año de iniciar la pandemia, ayer la comitiva de expertos de la OMS visitó el Instituto de Virología de Wuhan, de donde se sospecha pudo salir el coronavirus tras una falla en los sistemas de seguridad. Algo que China se empeña en negar.

Estamos deseando reunirnos con todas las personas clave aquí y hacer todas las preguntas importantes que deben hacerse”, declaró ayer Peter Daszak, zoólogo integrante de la misión antes de ingresar al instituto, según registraron diversas agencias de noticias internacionales.

La misión de la OMS envió desde el pasado 14 de enero a los mejores ‘cazadores de virus’ del mundo, un equipo interdisciplinario de virólogos, epidemiólogos, zoólogos, expertos en seguridad alimentaria, entre otros, para conocer el origen del coronavirus.

Ayer se dieron los primeros indicios sobre el avance que llevan luego de visitar el mercado de la ciudad, hospitales y otros sitios, aunque el objetivo principal es el Instituto de Virología de Wuhan, donde pasaron al menos cuatro horas.

Están compartiendo con nosotros datos que no habíamos visto antes, que nadie había visto antes. Están hablando con nosotros abiertamente sobre todas las vías posibles. Creo que todos los miembros del equipo dirían que estamos llegando a alguna parte”, dijo Daszak ya entrevista con el medio inglés Sky News.

Desde que se presentó la pandemia se ha señalado a la ciudad de Wuhan como epicentro de la crisis sanitaria que ya acumula hasta el día de ayer 104.3 millones de contagios y poco más de 2.2 millones de muertos por Covid, según datos de la Universidad Johns Hopkins

La ciudad de Wuhan es el origen del SARS-Cov-2 que está diezmando al mundo desde hace poco más de un año.

La misión de la OMS tiene como objetivo recabar datos, recopilar información, hacer entrevistas y buscar de pistas sobre el origen del coronavirus y cómo se propagó.

Los expertos de diez países, que pasaron dos semanas previas en cuarentena como marcan los protocoles actuales en China para todos los viajeros de otro país, llevan apenas investigando menos de una semana.

El Instituto de Wuhan, principal foco de atención de la misión, cuenta con un archivo de información genética sobre los coronavirus de murciélagos, desde el año 2003 a raíz de un brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), y se especula que de ahí pudo salir el SARS-CoV-2 que ahora tiene mutaciones y representa un mayor riesgo para la humanidad.

Aunque la misión obtenga datos importantes, confirmar los orígenes del coronavirus que azota hoy al mundo, podría llevar hasta cuatro años, según han reconocido diversos expertos.