La Organización Mundial de la Salud (OMS) atraviesa por su peor momento al ser cuestionada por el deficiente papel que ha ejercido durante la pandemia de coronavirus.

La OMS enfrenta una doble crisis en mitad de la pandemia. Trump cumplió su amenaza y ha retirado el apoyo financiero al considerar que han hecho un “mal manejo severo”, mientras que Taiwán acusa que hicieron caso omiso al reportarles desde diciembre el brote de Covid-19.

“(Se suspende el financiamiento) mientras se realiza una revisión para evaluar el papel de la Organización Mundial de la Salud en el mal manejo severo y encubrir la propagación del coronavirus (…) La OMS ha fracasado en su deber más básico y debe rendir cuentas”, espetó Trump en conferencia de prensa desde la Casa Blanca.

Trump recordó que una de las “más peligrosas” recomendaciones de la OMS es que se opuso en un principio a restringir los viajes internacionales cuando ciudadanos de China y otros países ya estaban infectados.

Además Trump observó que la OMS fue muy complaciente con China al no cuestionar los datos que presentaba sobre el avance de los contagios e incluso alabó la “transparencia”, algo que ha resultado en una tragedia mundial.

La decisión de suspender el financiamiento a la OMS se da luego que Estados Unidos se ha convertido en el país más afectado por la pandemia con más de 605 mil contagiados y más de 25 mil muertos

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Previo al anuncio de Trump, el gobierno de Taiwán acusó a la OMS de ser negligente y omisa luego que en diciembre de 2019 se le reportó de la gravedad del brote. Algo que fue desmentido por Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo, quien incluso acusó a Taiwán de emprender una presunta campaña de “difamación” y  “racismo” en su contra.

Las declaraciones de Adhanom provocaron la molestia de Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, quien ha hecho pública la carta enviada al director general de la OMS donde se le informaba en diciembre de 2019 sobre al menos siete casos de una neumonía atípica en la ciudad de Wuhan, China.

Desde que inició el brote, el coronavirus ha infectado a 2 millones 984 mil de personas en todo el mundo y 128 mil 71 personas han muerto por ello, según el último reporte de la Universidad Johns Hopkins.