Luego de encabezar una misión a México, en junio de 2021, para revisar la actuación del Instituto Nacional Electoral (INE), la Organización de Estados Americanos (OEA) anticipó en los resultados de su informe que el organismo electoral no requiere reformas profundas.

La OEA, desde Washington y en un adelanto del informe que se hará público formalmente el próximo 7 de diciembre ante el Consejo Permanente, consideró que el INE cuenta con la experiencia y fortaleza suficientes para organizar elecciones libres y democráticas en México.  

Si bien todo sistema electoral es perfectible, es de destacar la fortaleza y profesionalismo de la institucionalidad electoral mexicana”, asegura el informe de la Misión de Observación Electoral de la OEA.

Dentro de los apartados más importantes destacados por la Misión de la OEA, se señalan recomendaciones a las autoridades del gobierno mexicano para que prevengan la violencia electoral pues en las elecciones 2020-2021 se registraron 398 incidentes de violencia contra candidatos de todos los partidos políticos. 

Los niveles de violencia registrados durante el proceso electoral 2020-2021 en México lo ubican como uno de los ciclos electorales más violentos en la historia reciente de la región (Latinoamericana).


La Misión constató que la principal amenaza al proceso electoral han sido los altos niveles de violencia, incluyendo el asesinato de candidatas y candidatos, precandidatas y precandidatos, funcionarios públicos, equipos de las campañas, así como de familiares de estas personas”, se asegura en parte del informe de la OEA.

La Misión de Observación Electoral de la OEA fue encabezada por el abogado argentino Santiago Cantón e incluyó a 36 integrantes de 16 países para elaborar el informe que consta de 214 cuartillas donde se exponen los hallazgos

Aspecto de la presentación preliminar del informe de la Misión de Observación Electoral de la OEA sobre el INE, en Washington D.C. este domingo

Aunque no hace mención específica a la fallida reforma electoral que impulsó el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena, para desaparecer al INE bajo el burdo pretexto de garantizar que no existan “fraudes” -algo irracional, pues Morena gobierna el país desde 2018 y tiene en su poder 20 de los 32 estados del país-, la Misión de la OEA enfatiza que debe cesar la descalificación y ataques gubernamentales al organismo electoral ciudadano.

“(La Misión) observó con preocupación instancias de señalamiento directo e individualizado a las autoridades del Instituto Nacional Electoral, con alegatos de fraude electoral desde altos cargos públicos y figuras partidarias, incluyendo el titular del Poder Ejecutivo”, se advierte en el informe.

Finalmente ante los alegatos disparatados de AMLO y su partido, que fueron rechazados con una marcha multitudinaria en la Ciudad de México, con réplica en 40 ciudades del país y el extranjero el pasado 13 de noviembre bajo la consigna “El INE no se toca”, la OEA resumió que el INE es garante de elecciones democráticas y no requiere de reformas profundas.

La Misión desea resaltar que las recomendaciones planteadas en este informe apuntan a cambios puntuales en materias específicas, y considera que el sistema electoral mexicano no requiere de reformas profundas para continuar garantizando el ejercicio pleno del sufragio”, se resume en el informe de la OEA.