La errática política económica del presidente Andrés Manuel López Obrador, el desorden en la toma de decisiones y la falta de inversión ya tienen consecuencias, México está a la puerta de una nueva crisis.

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) alerta que hay “una desaceleración mayor a la anticipada”, un eufemismo para nombrar la falta de crecimiento económico en el primer semestre de 2019.

En sus conclusiones, hechas públicas este jueves, la Junta de Gobierno de Banxico concluye que en el primer semestre el crecimiento económico es apenas del 0.5 % del Producto Interno Bruto (PIB), existe un riesgo latente por la deuda de Pemex, hay debilidad en el consumo e inversión, además de tasas negativas en el gasto público.

A esta alerta se suma ahora la del Bank of America que por segunda ocasión, en dos meses, advierte de una recesión técnica ante el bajo crecimiento de la economía bajo el mandato de AMLO. La institución financiera El anticipa una caída del PIB en el segundo trimestre del 0.4 %.

La renuncia de Carlos Urzúa como titular de Hacienda esta semana, es otro indicador de que las cosas en México no están bien en materia económica

Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda, reclamó públicamente a AMLO por su improvisación y visiones extremistas.

Si existe una fortaleza del peso se explica por la Tasa de Interés Interbancaria del 8.25 %, de otra forma habría ya conflictos más serios. Precisamente la Junta de Gobierno de Banxico votó para que esta tasa permanezca vigente ante el escenario crítico que se avecina. Esa tasa, en Estados Unidos es apenas del 2 %, para dar una idea.

Aunque sostener la tasa de interés en 8.25 % ya se refleja en alimentos más caros, gasolina más cara, poco impacto de aumento en salarios en la frontera norte y aumento del desempleo y mercado informal, según admitió la Junta de Gobierno.

Otros riesgos que pueden acelerar la crisis económica en México son las dificultades para ratificar el T-MEC y las nuevas amenazas de aranceles que insiste en aplicar Trump. Como las del acero y el jitomate que están en curso.

Frente a las constantes advertencias de que está llevando al país a una nueva crisis económica, el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha dejado de reiterar que él tiene “otros datos”.