El Congreso Nacional Indígena elegirá en mayo de 2017 a su candidata pero no será zapatista. El Subcomandante Galeano (antes Marcos) lo deja claro: “lo importante es la insumisión”  

     

Andaba revuelta y nerviosa la clase política mexicana. Y no solo Morena, también el PAN y el PRI, enfangados en casos de corrupción y abuso de poder, un día sí y otro también. Quizá no lo reconozcan, pero a los líderes de los partidos tradicionales les tiemblan las piernas cada vez que intuyen el resurgir mediático del EZLN. Y la posibilidad de que una mujer indígena y zapatista asomara la cabeza en 2018 en un país a la deriva no les hacía ninguna gracia. Pero los sueños y las pesadillas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional siguen sin caber en las urnas de este México. Así lo acaban de expresar públicamente el subcomandante Moisés, actual jefe de la insurgencia zapatista, y el subcomandante Galeano, en una misiva titulada ‘Una historia para tratar de entender’.

Desde la montañas del sureste mexicano llega alto y claro un mensaje inequívoco: “No, ni el EZLN como organización, ni ninguno de sus integrantes va a participar por un cargo de elección popular en el proceso electoral del 2018”. Lo que sí reconocen los portavoces del ‘ezeta’ es que fueron ellos los que propusieron en el Quinto Congreso Nacional Indígena celebrado el pasado octubre postular a una candidata a las elecciones. Pero en ningún caso será zapatista. “No, el EZLN no se va a convertir en un partido político. No, el EZLN no va a presentar a una mujer indígena zapatista como candidata a la presidencia de la República en el año del 2018. No, el EZLN no ha dado un giro de los grados que sean, ni seguirá su lucha por la vía electoral institucional”.

El texto viene a cerrar muchas bocas de la cada vez más larga lista de opinadores a sueldo del régimen de Los Pinos, sea cual sea el partido que ocupe el trono. Y claro, hay cosas que a los políticos mexicanos de zancadilla y empujón les cuesta entender. “Aunque el sistema electoral mexicano fuera diáfano, equitativo, justo y legítimo, los zapatistas no participaríamos para alcanzar y ejercer el Poder desde un puesto, un cargo o un nombramiento institucional”, dice el texto por si a alguien le quedaba alguna duda.

“Aunque las masas nos lo demanden, aunque la coyuntura histórica necesite de nuestra participación, aunque lo exija la patria, el índice bursátil o el Popol Vuh, el EZLN no luchará para tomar el poder”
Fragmento de ‘Una historia para tratar de entender’

“Nuestro trabajo, nuestra tarea como ‘ezetaelene’ es servir a nuestras comunidades, acompañarlas, apoyarlas, no mandarlas. Apoyarlas, sí. A veces lo logramos. Y sí, cierto, a veces estorbamos, pero entonces son los pueblos zapatistas quienes nos dan un zape (o varios) para que corrijamos”, aseguran Galeano y Moisés en un texto que se hizo viral horas después de su publicación. Con algunos de los párrafos de la extensa carta de la comandancia zapatista es casi imposible estar en desacuerdo: “El mundo de la política institucional no es sólo increíblemente cerrado y compacto, no. También es donde reina la popularidad sobre la racionalidad, la bestialidad sobre la inteligencia y la desvergüenza sobre un mínimo de decencia”.

Los medios de comunicación, que en su mayoría dieron por hecha la participación del EZLN en las próximas elecciones, tampoco se libran de los arponazos. “De que los medios de paga trampeen la información para convertirla en mercancía, vaya y pase. De todas formas, de algo tienen que comer los reporteros y es comprensible que, para ellos, venda más la nota periodística de que el EZLN va a participar en las elecciones con una mujer zapatista; en lugar de decir la verdad, a saber, que el CNI es quien va a decidir si participa o no con una delegada propia, y, dado el caso, contará con el apoyo del zapatismo”.

Si tienen ganas y tiempo, lean el texto completo de Una historia para tratar de entender’ y saquen sus propias conclusiones. Si el Congreso Nacional Indígena así lo decide, parece que al menos esta vez sí habrá una persona honrada a la que poder votar en las próximas elecciones. Y eso ya es noticia.