La furia de la comunidad afroamericana está desbordada tras el asesinato de George Floyd, un hombre que fue asfixiado por un policía durante un arresto el pasado lunes.

La Guardia Nacional enfila a las calles de Mineapolis, Minnesota, para tratar de contener los disturbios, saqueos y quema de edificios en protesta por el asesinato de una persona afroamericana por la policía local. Anoche la estación de policía también ardió.

Tim Walz, gobernador de Minnesota, firmó anoche la orden ejecutiva para el ingreso de la Guardia Nacional ante el estado de anarquía en que vive la ciudad de Minneapolis, que se ha convertido literalmente en una zona de guerra por los disturbios raciales.

Desafortunadamente, algunas personas han estado involucradas en actividades ilegales y peligrosas, como incendios provocados, disturbios, saqueos y daños a la propiedad pública y privada. Estas actividades amenazan la seguridad de los manifestantes legales y otros habitantes de Minnesota”, informó el Gobernador Walz en un comunicado la noche de ayer, tras enfatizar que garantizará el desarrollo de toda protesta pacífica, según reporta The Washington Post.

George Floyd, un hombre de 46 años de edad, murió asfixiado durante una detención policíaca luego que un oficial blanco lo sometió con la rodilla sobre el cuello hasta asesinarlo; tras hacerse viral el video que muestra el momento, comenzaron los disturbios

Momento en que el oficial de policía somete a Floyd, indefenso y esposado sobre el piso, hasta matarlo.

Al menos 30 edificios han sido destruidos por el fuego durante las violentas protestas que suman tres días consecutivos, además de un número aún no contabilizado de destrozos y saqueos.

Los disturbios raciales a gran escala, como ocurre hoy en Mineapolis, no se habían presentado desde el asesinato de Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años, quien fue abatido a tiros por un policía blanco en Ferguson, Missouri provocando 10 días de enfrentamientos y furia.

Si sientes esa tristeza y esa ira, no solo es comprensible, es correcto. Es un reflejo de la verdad que ha vivido nuestra comunidad negra (…) no solo se deben a cinco minutos de horror, sino a 400 años (de abusos)”, dijo Jacob Frey, alcalde de Minneapolis,  

El presidente Donald Trump ha ordenado una investigación al FBI y “está furioso” por lo ocurrido, según dio a conocer ayer la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Avanzando