A insultos y golpes pobladores del municipio de La Huacana, Michoacán sometieron a militares que realizaban un operativo en la zona. Apenas el domingo el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) aterrizó la ciudad de Zamora.

El miércoles pasado una masacre entre narcos en Uruapan dejó al menos 23 muertos;  la madrugada del domingo sicarios del CJNG ‘tomaron’ Zamora con un convoy; la tarde del domingo militares fueron agredidos y desarmados por pobladores de La Huacana. Michoacán vuelve a ‘calentarse’ por la violencia.

Según se ha difundido en redes sociales y en portales locales de Michoacán los militares acudieron la tarde del domingo a realizar un operativo contra sicarios –presuntamente del CJNG-, y se enfrentaron, durante varios minutos, a balazos contra ellos.

Previo a estos hechos, la madrugada del domingo un comando del CJNG irrumpió con convoy de 30 camionetas -rotuladas con las iniciales del cártel- y hombres armados en Zamora, matando a cuatro policías, ametrallando la casa del Secretario de Ayuntamiento, la fachada del Hospital Regional y causando terror en las calles de la ciudad.

Días antes, el miércoles, en Uruapan los grupos de narcos CJNG y Los Viagras se enfrentaron causando una masacre que dejó al menos 23 muertos y 12 heridos, según registra el Blog del Narco (frente a los 10 muertos y 3 heridos que reportan oficialmente las autoridades de la Fiscalía local).

La irrupción violenta del CJNG en Michoacán ha despertado a los movimientos de autodefensas, pues este grupo criminal de narcos se ha convertido ya en un referente internacional por su extrema crueldad. Este cártel, al igual que el de Santa Rosa de Lima que encabeza ‘El Marro, también han declarado la guerra a AMLO.

El gobernador Silvano Aureoles decretó ayer un plan de emergencia con 350 policías desplegados en Zamora a los que en breve se sumarán efectivos de la Guardia Nacional

Sicarios del CJNG aterrorizaron la semana pasada a la ciudad de Zamora; mataron a cuatro policías.

Vamos a tomar todas las medidas que sean necesarias para evitar que Zamora sea vulnerada por intereses mezquinos de los delincuentes. A Michoacán se le respeta y no vamos a permitir que seamos vulnerados”, dijo ayer el Gobernador Aureoles a propósito del ataque del CJNG.  Aunque evitó hablar del incidente con militares en La Huacana.

Previo a la agresión a los militares, la gente de La Huacana realizó bloqueos carreteros en la zona, pues en la refriega murieron dos civiles, lo que enardeció a la gente. Tras someter a los soldados, los habitantes de lugar exigieron el regreso de las armas que presuntamente les quitaron. Entre esas armas estaba un fusil Barrett (empleado por militares estadounidenses en la Guerra del Golfo).

La agresión a militares fue condenada y rechazada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que llamó al gobierno de Silvano Aureoles a investigar y castigar a los responsables de las agresiones.

El clima de violencia en Michoacán se ha recrudecido ahora que comandos armados hacen ‘patrullajes’ por diversas carreteras de provocando terror. Ante la crisis de inseguridad en el estado, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que enviará a efectivos de la Guardia Nacional, pero hasta el 30 de junio, pues es la fecha en que termina la capacitación del nuevo cuerpo militarizado de seguridad nacional.

La situación caótica que vive Michoacán otra vez recuerda el clima violento que propició el surgimiento de las autodefensas y personajes como el doctor Mireles.

  • Fotos: Especial