Desde una habitación del hotel Mandalay Bay un hombre enloquecido abatió a tiros a 59 personas y dejó 500 heridos que asistieron a un concierto de música al aire libre en Las Vegas.

El concierto Route 91 Harvest fue el escenario de la tragedia la noche del domingo. Stephen Paddock, un abuelo de 64 años, abrió fuego sin motivo aparente, desde la habitación del hotel donde se hospedaba, contra los asistentes a un concierto de música country.

El grupo yihadista Estado Islámico se atribuyó el atentado mencionando que el autor era islamista; el FBI negó el hecho descartando vínculos del tirador con grupos terroristas

El tiroteo dejó 58 muertos y 500 heridos.

El francotirador tenía en su habitación de hotel 23 armas, entre ellas rifles semiautomáticos, según reportan las autoridades policiales, que estimaron en cerca de 22 mil los asistentes al concierto.

Paddock, estaba hospedado desde el 28 de septiembre en el hotel que estaba frente al área de conciertos.

Estamos unidos hoy en nuestra tristeza, conmoción y luto” por el tiroteo, dijo Trump en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca tras calificar el tiroteo como un acto de “pura maldad”.

El francotirador no dejó nota póstuma sobre su acción y se suicidó antes de ser capturado.

  • Fotos: AFP/Twitter