El desorden y la falta de previsión en las políticas públicas que sostiene el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ahora se han convertido en una crisis energética que golpea a la producción y economía en medio de la pandemia.

El mensaje de AMLO de ‘apagar la luz’ de las 6 de  tarde a 11 de la noche refleja la nueva realidad: México está en crisis por la falta de energía. Las armadoras VW, GM, Mazda, Honda, Audi, Kia, Nissan, Ford ya entraron en paro técnico, y con ellas otras empresas e industrias. Ahora falta gas natural.

Al caos provocado inicialmente por el mega apagón que afectó a 42 millones de personas en 26 estados durante esta semana, ahora se suma la falta de gas natural. Algo que apenas desde el pasado 16 de febrero alertó el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas) decretando una “alerta crítica”.

El Presidente López Obrador se defendió ante las críticas y quejas ante la crisis energética, tras respaldar también la cuestionable actuación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), encabezada por su incondicional y polémico protegido Manuel Bartlett, acusando que el problema no es provocado en México sino que viene desde Estados Unidos.

De la misma forma cómo no se entiende que la pandemia de coronavirus es una crisis de salud mundial y aunque el problema (de la falta de gas natural), se originó en Texas, todo el cuestionamiento es contra la Comisión Federal de Electricidad, al gobierno de México”, justificó López Obrador durante su conferencia matutina, donde llamó a la población a restringir el uso de energía eléctrica de 6 de la tarde a 11 de la noche para “tener reservas”.

La fuerte dependencia de México para comprar gas natural a Estados Unidos -específicamente a Texas-, es de hasta en un 80 por ciento del consumo actual, se ha sostenido bajo el gobierno de AMLO que importa anualmente en promedio 7 mil 320 millones de dólares en gas natural y sólo exporta 28 millones de dólares, según registra la BBC en un reporte.

México utiliza el 60 por ciento del gas que importa de Texas para producir electricidad. De ahí que ante el cierre de los ductos por una ola polar y el alza hasta en el costo del combustible -que pasó de 3 dólares por unidad a 200 o hasta 600 dólares-, el país enfrente ahora una crisis energética y ambiental, pues la CFE ha decidido quemar más combustóleo y carbón para sostener la demanda de electricidad, provocando con ello una alta contaminación del aire en diversas ciudades con plantas termoeléctricas.

Las justificaciones de AMLO ante la nueva crisis es culpar a los gobiernos anteriores y a Estados Unidos por no vender gas natural; aunque en México se tienen reservas del insumo, pero no se explotan por el actual gobierno que insiste en quemar carbón como una “alternativa” energética, y castiga las energías limpias y renovables

El nuevo ‘oro negro’ en México se llama gas natural. Y no habrá al menos en los próximos días ante la falta de previsiones del gobierno federal. El caos económico comenzó otra vez.

Cuando tienes esta dependencia, tienes un problema muy grave. No empezó ayer, por lo que era previsible que en cualquier momento pudiera ocurrir un tema de estos (…) Es un problema de seguridad nacional que todavía no se ha podido abordar”, dijo ayer el investigador Francisco Ortiz, de la Universidad Panamericana, en entrevista para la BBC.

El gobierno de Texas ha decretado ante el problema que viven por la ola polar, que mantiene apagones y genera caos también en la entidad, no venderá gas natural para exportaciones al menos hasta el próximo 21 de febrero, pues se velará primero por los habitantes y empresas locales ante la crisis climática.

Frente al paro técnico en cadena que está paralizando otra vez a la industria y la economía mexicana, fuertemente golpeada por la pandemia y por la falta de apoyos y estímulso fiscales federales para paliar la crisis, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier apenas ha expresado en un tímido tuit lo que se hará para agravar la nueva debacle en marcha.

Sabemos los momentos que viven también allá (en Estados Unidos), más, de no actuar en conjunto, los resultados podrían ser más complicados”, tuiteó Clouthier.  

El restablecimiento de las operaciones es incierto aún, luego que la Cenegas emitió el decreto para controlar y asignar bajo nuevos criterios las reservas de gas natural que tiene el país -que no pueden ser almacenadas además por más de 1.5 días debido a la endeble infraestructura- “hasta nuevo aviso”.

Desde enero de 2018, el Cenagas  presentó un proyecto para incrementar la capacidad de almacenamiento del combustible para tener reservas en caso de emergencia, pero en 2019 fue desechado sin explicaciones y hasta la fecha el tema ha sido ignorado por el gobierno federal.

A la indignación sumaria en México por el impulso irrestricto del Presidente López Obrador a Félix Salgado Macedonio, un político de Morena que busca ser gobernador de Guerrero pese a ser acusado de violador y agresor sexual, se ha sumado también el repudio ante su mensaje para hacer frente a la crisis energética.

Prácticamente ya está resuelto el problema, pero todos vamos a ayudar para tener reservas y estar completamente seguros de que vamos a tener nuestro sistema eléctrico funcionando y no vamos a padecer por apagones y falta de energía”, expresó ayer con indolencia López Obrador en su conferencia matutina, provocando una nueva avalancha de críticas en redes sociales tras pedir que todos los mexicanos ‘apaguen la luz’ de 6 de la tarde a 11 de la noche.

Pese a los dislates permanentes del Presidente de México, su partido, Morena, parece encabezar hasta el momento las preferencias rumbo a las elecciones intermedias de 2021, aunque hoy México vive con la peor crisis económica en décadas, desempleo a la alza, falta de vacunas antiCovid, y un largo etc. del desastre, pues cuenta con el apoyo general de una población mayoritaria sumida en la pobreza, la ignorancia y un fuerte resentimiento contra las políticas previas.

Industria automotriz y Gobierno de Guanajuato piden garantías a AMLO

Ante el caos por los apagones y ahora la falta de gas natural, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, la Asociación Nacional de Camiones y Tractocamiones, la Industria Nacional de Autopartes y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, enviaron una carta al Presidente López Obrador para pedir garantías sobre el abasto.

La industria automotriz en Guanajuato, el principal clúster de producción en Latinoamérica, entró en paro ante la falta de gas.

Con la falta de gas anunciada por la Cenegas todas las plantas armadoras de autos en México, se declararon en paro técnico. Además de otras industrias y empresas que requieren gas natural.

Vemos con gran preocupación la falta de electricidad y la inminente escasez de gas para uso industrial, más los estragos que ha dejado la pandemia derivada del SARS-CoV-2 y una incertidumbre en el futuro del sector energético mexicano, para cuidar y mantener las inversiones realizadas, así como poner en peligro los millones de empleos de nuestras familias mexicanas que dependemos del sector manufacturero más importante”, se expone en la carta enviada a López Obrador por los empresarios del sector automotriz.

Mientras, desde Guanajato, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se sumó a las peticiones de certidumbre al ser el estado que concentra el principal clúster automotriz de América Latina.

Estamos haciendo un llamado de que se pueda revisar a la brevedad el suministro de gas en el estado, nos hemos puesto en contacto con las empresas para ver de qué manera podemos ayudar, nos preocupa también la quema de combustóleo en la refinería de Salamanca (…)

Estamos urgiendo a que la federación nos de certeza, se está haciendo parte de los acuerdos con el claustro, no solo son empresas aquí la cadena está muy ligada, que aquí no solo es el problema, si en el norte está el distribuidor y si te deja de llegar esa pieza, está interconectada”, declaró ayer el Gobernador de Guanajuato en entrevista a medios locales.

P