La paradoja se hizo presente desde el viernes pasado en México, país de migrantes que ha reclamado duramente al gobierno de Donald Trump por el trato a paisanos. Pero que actúa violento con los migrantes centroamericanos.

La Caravana Migrante fue recibida en la frontera sur de México con gases lacrimógenos. Y rechazo en las redes. Una gran mayoría de mexicanos ‘mostraron el cobre’ al actuar de forma racista y xenófoba contra miles de migrantes hondureños y otros centroamericanos, muchos de ellos niños, mujeres y adultos mayores.

El paso de la Caravana Migrante, que salió de Honduras, ha sido noticia mundial ante las reacciones y formas en que son tratadas las personas que huyen de su país buscando asilo político en Estados Unidos.

Autoridades mexicanas han dado cifras diversas a medios internacionales; la AP reporta más de 5 mil personas, mientras que EFE reporta que son más de 3 mil

El ingreso a México de la Caravana Migrante fue dramático.

Nos actualizaron ya las cifras de Suchiate: Hombres 2622 mujeres 2,234. Niños 1,070. Niñas, 1,307. Total. 7,233 #NoEsCaravana es #ExodoMigrante”, tuiteó @CDMSaltillo ayer por la noche.

En la desesperación por ingresar a México, muchos saltaron al río y cruzaron a nado. Otros en lanchas de cámara de llanta, el grueso derribó las rejas y obtuvo una recepción con gas lacrimógeno por parte de la Policía Federal (PF).

Pasada la crisis durante el fin de semana, y ante las críticas internacionales las autoridades mexicanas otorgaron permisos de visita a muchos migrantes, por hasta 45 días. En las redes sociales el rechazo fue manifiesto. Una gran mayoría se pronunció de forma racista en contra de permitir el paso a los migrantes, aunque otros se manifestaron a favor de permitirles el paso y otorgarles asilo.  La polémica se ha encendido.

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador reiteró su apoyo a los migrantes tras solicitar al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, y al gobernador electo, Rutilio Escandón, que den garantías a la Caravana en su paso por el estado.

“(Los migrantes) cuentan con nosotros. Yo ofrecí a los centroamericanos pobres que salen de su país porque no tienen opciones, ofrecí visas de trabajo. ¿Por qué ofrezco eso?, porque va a haber trabajo para los mexicanos y para los centroamericanos en nuestra patria, en nuestro país”, puntualizó este domingo López Obrador durante un mitin en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Los migrantes han partido la noche del domingo rumbo a Tapachula. Al igual que el viernes, la PF ha desplegado elementos –se reportan 500 efectivos- a lo largo de la carretera en camiones y patrullas. Aunque está vez no han intervenido contra los migrantes centroamericanos.

Trump arremete otra vez contra migrantes

Se están haciendo todos los esfuerzos para evitar que la arremetida de extranjeros ilegales cruce nuestra frontera. La gente debe solicitar asilo en México primero, y si no lo hacen, Estados Unidos los rechazará. ¡Los tribunales le están pidiendo a EE.UU. que haga cosas que no son factibles!“, fue el primer tuit de Trump la tarde del domingo.

Las caravanas son una vergüenza para el Partido Demócrata. ¡Cambien las leyes de inmigración AHORA!“, minutos luego del primer tuit, Trump volvió a su cuenta para arremeter con este mensaje.

El éxodo migrante a su llegada a la ciudad de Tapachula, Chiapas.

Con gritos como “¡Vamos caminando todos juntos!” y “¡Sí se puede!” los integrantes de la Caravana Migrante avanzan. A su paso muchos mexicanos de a pie, pobres también, salieron a darles agua, alimentos, a hermanarse con ellos.

La estulticia manifiesta en las redes no ha impedido que otros seres humanos tomen acciones reales y ayuden a otros seres humanos, en tiempo real. Algo de lo que deberían de aprender los mexicanos racistas y xenófobos que son una vergüenza para este país.