Los mexicanos olvidaron los agravios de Trump, el boicot a las marcas norteamericanas, envolverse en el ‘Hecho en México’ y la bandera tricolor. Ayer la gran mayoría fue ‘patriota’…de la NFL.

En las redes sociales mexicanas el tema del Super Bowl fue dominante. Desde recuerdos infantiles del ‘tochito’, comentarios sobre los equipos, premoniciones sobre los resultados, y un largo etcétera para hablar del fútbol americano y su relación con México, con sus ciudadanos. Aunque el único vínculo real que tenemos con este evento es proveer a los estadounidenses del aguacate para que elaboren el ‘guacamole’ que consumen en cantidades industriales durante el Super Bowl.

Patriotas

En un evento al más puro estilo estadounidense, los Patriotas de Nueva Inglaterra ganaron el Super Bowl 51 a los Halcones de Atlanta

Los fanáticos a este deporte disfrutaron el partido que al medio tiempo, cuando Lady Gaga saltó literalmente al campo con su show, estaba 28 puntos a 3 a favor de los Halcones, y que al final acabó con 34 puntos de los Patriotas contra los 28 conseguidos desde la primera mitad por su rival.

Más de 300 drones volando a un mismo tiempo en el intermedio, cientos de miles de asistentes con sus pantallas de celular grabando el momento. Como un rosario viviente cyberpunk.

Más allá de la competencia, esta edición del Super Bowl fue una vez más uno de los mayores espectáculos deportivos globales, propios de nuestra época, como el mundial de futbol y los juegos olímpicos.

Se calcula que sólo en los Estados Unidos lo vieron por televisión 180 millones de fanáticos, mientras que la señal se trasmitió a nivel global en 180 países y 25 idiomas: cifras estratosféricas si se considera que este deporte sólo se practica profesionalmente en los Estados Unidos.

El Super Bowl es un producto típicamente norteamericano: mediático, espectacular, superlativo

Los coloridos jerséis de los jugadores, los cascos, las tomas televisivas de las jugadas, la presentación de los equipos, el show musical del medio tiempo y la entrega final del trofeo a los ganadores, todo ello es un testimonio fiel de la sociedad del espectáculo: el punto de encuentro donde el deporte y el espectáculo se fusionan, donde los deportistas, los nuevos superhéroes globales, son protagonistas de hazañas de fantasía, y donde el músculo, no la inventiva, escribe guiones de película.

La nota para México la dio Martellus Bennet, ala cerrada de los Patriotas, quien al final del partido en una entrevista al reportero Roberto García, de Fox Sports, lanzo la invectiva contra Trump y sus pretensiones de construir un muro que separe México de Estados Unidos.

“¡Tiren el muro… ¡Te amo México!”, gritó emocionado en varias ocasiones Bennet,  un ‘patriota‘ muy mexicano.

  • Intervención fotográfica: Ruleta Rusa