La ‘nueva normalidad’ en México es un escenario de contrastes, pues a dos días de regresar al trabajo millones de personas, la pandemia sigue elevando muertes y contagios.

México lleva dos días operando con semáforos de riesgo en rojo y el 44 por ciento de las camas de hospitales de todo el país ocupadas con pacientes enfermos de Covid-19. Suman más de 10 mil muertos y cerca de 100 mil casos positivos, según cifras de la Secretaría de Salud federal.

Mientras, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha regresado a sus giras de trabajo desde el lunes, y hoy anunció desde Yucatán que el país se comenzará a “recuperar” sanitaria y económicamente en julio.

La recuperación, aunque lenta, va a iniciar ya en julio. De julio hacia adelante vamos a recuperarnos… ese es mi pronóstico y estoy trabajando para eso”, aseguro AMLO luego de inaugurar los trabajos de construcción para la tercera línea del Tren Maya, uno de sus proyectos emblema con el que ha prometido dar empleo a 1 millón de personas.

Desde el lunes oficinas, fábricas, empresas y comercios levantaron las cortinas para regresar al trabajo cotidiano mientras las autoridades sanitarias recomiendan  ‘quedarse en casa’ a quienes no laboren en empresa esenciales y seguir manteniendo la sana distancia a quienes salen. Algo que ya la gran mayoría de la población no atiende, pues contrasta con lo que el propio gobierno federal realiza.

Ayer la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que no se debe precipitar el regreso al trabajo y sí seguir manteniendo las medidas de prevención para evitar que sigan aumentando los contagios de Covid-19.

No hay una fórmula mágica, pero si la transmisión todavía sigue creciendo eso es un indicativo de que no se debe empezar a abrir la actividad económica de forma inmediata porque puede significar que la transmisión se va a acelerar aún más”, dijo en una videoconferencia Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, en referencia a lo que ocurre en México, según cita la agencia AP.

30 estados y la Ciudad de México operan hoy con el semáforo de riesgos en rojo; sólo Zacatecas mantiene su semáforo en naranja

El semáforo de riesgos en Mèxico sigue, al iniciar junio, en rojo, salvo en Zacatecas.

Ayer la Secretaría de Gobernación (Segob) y los gobernadores del país, agrupados bajo la Conferencia de Gobernadores (Conago) acordaron que federación y estados irán juntos en la reactivación económica de forma coordinada, conforme al semáforo de riesgos.

El hecho es significativo luego de las divergencias entre la Segob y gobernadores de oposición que se rebelaron ante la imposición unilateral de un solo semáforo controlado por la federación. Tras el exabrupto Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, reculó para respetar la automonía estatal pidiendo sólo la coordinación, que ayer finalmente fue pactada.

Se ratificó que federación y estados tiene una obligación legal y moral de trabajar juntos, coordinados, y más aún, en momentos difíciles como el que vivimos”, expuso la Segob a través de un comunicado al término de la videoconferencia de Sánchez Cordero con los gobernadores.

En la reunión se acordó que la Secretaría de Salud federal entregará semanalmente a los estados los indicadores utilizados para la construcción del semáforo de riesgos federal, a fin de que se realicen observaciones y se complementen por cada entidad para su aplicación.

Avanzando