La matanza en México es una espiral interminable.

La brutalidad se manifiesta cotidiana. Después de la masacre de 13 policías en Michoacán, un nuevo baño de sangre se registra en Guerrero con 15 nuevos asesinatos. El narco campea orondo en el país pues “no es prioridad” para el gobierno de AMLO .

En Aguililla, Michoacán un comando armado del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) emboscó a policías municipales y asesinó a 13 elementos el lunes, además de dejar heridos a tres, según reporte oficial de la Secretaría de Seguridad de Michoacán.

Un día luego en Tepochica, Guerrero, en un enfrentamiento entre militares y civiles dejó 15 muertos; un militar y 14 civiles.

La primera reacción del gobierno federal ante la matanza de policías, a través de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, es demoledor

El presidente Andrés Manuel Lopez Obrador sigue culpando a sus antecesores de lo que ocurre hoy bajo su mandato.

“Yo creo esto ya fue una circunstancia que se dio como la que se dan todos los eventos en el país, todos los días, a todas horas, en todos los lugares del país. Este es el tema”, declaró Sánchez Cordero.

De enero a agosto de 2019, según cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, ya se acumulan en México 23 mil 724 asesinatos (46.4 por ciento más que en el mismo periodo de 2018). Las cifras reflejan que la sangre ahoga a México.

La organización Causa en Común contabiliza que al menos  308 policías han sido asesinados en lo que va del 2019. 39 en Guanajuato, 37 en Michoacán y 24 en Jalisco.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad del país, admitió ayer que los homicidio siguen a la alza; y justificó que cinco estados concentran el 41.5 por ciento de los asesinatos en México. Aunque nunca dijo qué se hace para remediarlo.

Estamos dedicados por completo a este asunto, pero lo dejaron crecer mucho. Hubo estrategias equivocadas queriendo enfrentar la violencia con la violencia (…) Vamos a seguir con nuestra estrategia. Estoy optimista, creo que vamos a lograr la paz“, declaró  AMLO en su conferencia matutina este martes.

Su estrategia no parece visible, la Guardia Nacional hoy se ocupa de contener las caravanas de migrantes centroamericanos.

“(Les llamo) a que recapaciten, que piensen en ellos, pero sobre todo que piensen en sus familias, que piensen en sus madres, en sus mamacitas, saben cuánto sufren las mamás por el amor sublime que se le tiene a los hijos, ellos tienen que pensar en eso”, dijo AMLO en un mensaje el pasado 7 de septiembre a los criminales como respuesta a la atrocidad permanente.

Un reportaje del diario El País describe parte de lo que ahora ocurre en México, donde la esperanza se evapora ante los discursos demagógicos.

Todo comenzó como un juego, éramos niños jugando a ser sicarios“, ha dicho Kevin, un adolescente de 16 años que habita en Ciudad Nezahualcóyotl, al diario español.

La imagen final de la película El Infierno (2010), de Luis Estrada, se cierne ahora sobre México, el país de la matanza diaria.