México está en el sótano de la aplicación de vacunas en el mundo y culpa a los países ricos de ‘acaparar’ los antídotos contra el Covid, aunque no ha hecho compras efectivas como Brasil, por ejemplo.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, presentó una queja formal ante el Consejo de Seguridad de la ONU con la que México reprueba que los países ricos ‘acaparen’ las vacunas antiCovid. El país no alcanza ni el 1 por ciento de su población vacunada, por falta de previsión en las compras efectivas.

Se estima, conservadoramente, que hay más de 100 países en los que no se ha aplicado ni una sola dosis (…) Nunca se había visto una división tan profunda que afectara a tantos en tan poco tiempo (…)

Reitero a nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños este llamado para acelerar el acceso a vacunas a Covax y reducir el acaparamiento evidente que estamos enfrentando toda la comunidad internacional”, expuso ayer el canciller mexicano tras solicitar que se refuerce el mecanismo Covax, con el cual la ONU apoya gratuitamente a países pobres con vacunas antiCovid.

México fue uno de los primeros países del mundo en iniciar la vacunación en diciembre de 2020, pero en menos de un mes agotó un lote de poco más de 767 mil vacunas que había adquirido. Y desde entonces permanece en el sótano mundial con países como Myanmar, Indonesia o Ecuador. Desde hace tiempo ya fue rebasado por Argentina, Chile o Brasil que han logrado adquirir vacunas para su población.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que no puede comprar vacunas ante la demanda mundial y que los laboratorios se las ‘guardan’ en los países ricos, como Estados Unidos.

“Nos cuesta mucho obtenerla porque sí hay mucha demanda, es poca la producción. Los Gobierno que producen las vacunas se las guardan, por ejemplo Pfizer, todo lo que produce en Estados Unidos es para Estados Unidos. Nosotros, la vacuna Pfizer, la recibimos de Bélgica, aún cuando hay fábricas de Pfizer en Estados Unidos, ellos no pueden utilizar esas vacunas, nosotros las traemos de allá”, reclamó López Obrador el pasado martes durante su conferencia matutina.

AMLO ha presumido en repetidas ocasiones que México no debe preocuparse porque “ya se compraron” las vacunas para los 126 millones de habitantes; dichos que contrastan con la realidad y el reclamo de ayer ante la ONU

El canciller mexicano Marcelo Ebrard durante su participación virtual en el Consejo de Seguridad de la ONU el día de ayer.

Los países que encabezan la lista mundial de contratos firmados con las farmacéuticas para la compra de vacunas son Estados Unidos, con 210 millones de dosis, el Reino Unido, con 457 millones de dosis, Canadá, con 338 millones de dosis, Japón, con 314 millones de dosis, y Brasil, con 232 millones de dosis aseguradas tras la compra efectiva.

A estos países se suman la Unión Europa, con 1 mi 885 millones de dosis, y la Unión Africana, con 670 millones de dosis, según registros de la Universidad de Duke.

En contraste, México no ha hecho compras efectivas, sino contratos de precompra que consideran 34.4 millones de dosis de Pfizer, 77.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V y 51.5 millones de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según registra la agencia EFE.

Quisiéramos creerle al gobierno federal cuando afirma que habrá dosis suficientes de vacunas para todos, pero con lo experimentado en casi un año de pandemia y el incumplimiento de las etapas del programa de vacunación, dichas afirmaciones simplemente ya no son creíbles, generan más dudas que certezas. Por eso decimos que, con su plan de vacunación colmado de irregularidades e ineficiencias, solo provocarán agravar y prolongar la crisis sanitaria en lugar de resolverla”, denunció el pasado domingo Marko Cortés, presidente nacional del PAN, el principal partido opositor del país.

La noche de ayer México rebasó los 2 millones de contagios y acumula 175 mil 986 muertes por la pandemia.

INFORME