El país ha entrado a la curva peligrosa de contagios, y con un escenario terrible: aún no hay plan de acción integral por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las acciones contra el coronavirus en México son dispares. Cada estado ha tomado acciones emergentes ante la falta de una declaratoria oficial y contundente por el gobierno de AMLO para enfrentar la crisis sanitaria. En muchos lugares ya cerraron espacios públicos, negocios e incluso hay cuarentenas.  

Algunos gobiernos como el de Guanajuato, Estado de México o la misma Ciudad de México ya han ordenado el cierre de espacios públicos, excepto los de alimentos y medicamentos, e insisten en que las personas se queden en casa.

Guanajuato habilitó ya dos hospitales, uno antiguo que está siendo equipado y uno móvil, además de incrementar las pruebas de Covid-19 entre la población para descartar más contagios, algo que comenzará a aplicar también Jalisco, cuyo gobierno ha pedido a AMLO, desde ayer, restringir el arribo de vuelos procedentes de países con cerco sanitario por el coronavirus.

Hay casos donde ya han declaro la cuarentena, estado de emergencia o hasta el toque de queda. El municipio de San Pedro Garza, Nuevo León, están en cuarentena y ha decretado el estado de emergencia, o Hermosillo, Sonora donde incluso aplican retenes desde el pasado 20 de marzo para hacer que las personas regresen a casa ‘por las buenas’.

Un indicador peligroso sobre las condiciones en que se encuentra el país para enfrentar la pandemia son las protestas públicas de los trabajadores del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), la máxima institución de salud que atiende al grueso de la población asegurada por empleadores. Médicos y enfermeras reclaman que no tienen ni gel antibacterial, ni guantes de látex, que no hay protocolos, y mucho menos medicamentos.

Como lo anticipó el matemático Gustavo Cruz Pacheco, en México ha iniciado el contagio comunitario y la curva de riesgo comienza a elevarse. Cruz Pacheco alerta que el 20 al 30 de marzo sería el periodo más crítico. La Organización Mundial de la Salud (OMS) le ha dado la razón

Los saqueos comenzaron este lunes en el Estado de México. Este martes se registraron 5 nuevos casos en la entidad.

La medida extraordinaria más llamativa del gobierno de AMLO ha sido el decreto para que, desde este martes y hasta el 19 de abril, las personas mayores de 65 años, enfermos crónicos, mujeres embarazadas y en lactancia puedan ausentarse del trabajo con goce de sueldo y prestaciones, si están en empleo formal.

En contraparte, el Presidente López Obrador ha descartado otorgar estímulos a las empresas o negocios que se verán afectados por la crisis sanitaria, al menos en lo inmediato. Aunque comprometió que hasta pasada la crisis su gobierno dará créditos sin intereses a 1 millón de micronegocios.

Los bancos han tomado la delantera también al gobierno al anunciar que apoyarán a sus clientes con la suspensión y prórrogas de pago en los créditos contratados, con pagos diferidos de entre 4 a 6 meses. El Sistema de Administración Tributaria (SAT) no hará en cambio excepciones y todos los sujetos y empresas obligadas deberán pagar los impuestos de su declaración anual 2019, aunque el sistema presente fallas.

En contraste, las franquicias del corporativo Alsea como: Starbucks, Italianni’s, Domino’s, Chilli’s o Burger King, entre otras marcas, están enviando a sus empleados a ‘cuarentena’ pero sin goce de sueldo. Lo mismo que la cadena de minisupermercados Oxxo. Una clara medida violatoria a las leyes laborales vigentes, por lo que usuarios de redes han llamado al saqueo de estos negocios.

El primer saqueo real se ha presentado la noche del lunes en el municipio de Tecámac, Estado de México, luego que una turba de al menos 70 personas irrumpió en una Bodega Aurerrá Express para robar comida, leche, dinero en efectivo y licores. Este martes ocurrieron cinco nuevos casos donde hubo robos a tiendas de electrodomésticos incluso, según reporta el diario El Universal. Y hay al menos 20 grupos organizados que convocan al pillaje desde las redes sociales.

El Senado ha cerrado sus puertas hoy y regresará a sesionar hasta el 30 de abril. Mientras la Cámara de Diputados ha suspendido también toda actividad en el recinto y comenzó desde este martes las sesiones virtuales de comisiones que discuten reformas e iniciativas.

Los precios de alimentos básicos se han disparado. El huevo alcanza los 45 pesos por kilo y las tortillas hasta los 28 pesos por kilo en diversas partes del país. Y aún no hay acción alguna por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para frenar la especulación.

Mientras el país comienza a envolverse en una nube trágica, después de las siete de la noche de este martes en Palacio Nacional AMLO ha vuelto a reunir a los integrantes de su Gabinete.

México suma ya 5 muertos y 405 personas infectadas. Y el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido rebasado por la crisis.

Apoyos